domingo, 6 de julio de 2014

Historia I: La reina de la lluvia. Capitulo 8

                                               "no hay vuelta atrás"
(Actualidad)

Sussi salia del antiguo complejo muy enfadada; el miedo le habia congelado el alma. Y para soportar un estado de "xoc", tenía que dejar salir la ira que llevaba dentro, viendo las cosas de una forma egoista e irracional. No era ella. Las visiones transmitidas de aquel cuadro, habían sido tan fuertes, que su dulce corazon no podía agantar tanto horror. Todas aquellas imagenes, pasando por su mente como "flash" una de tras de otra, cuya energia transmitida la transportaba a un conflicto no superado y personal del pasado. Un estado, en el cual ella tubo que moderar sus ataques de ansiedad, por la perdida de un ser querido; su padre.

La desaparición de su padre en el hospital, trastorno a Sussi de tal manera que su ego quedó desmenuzado por mucho tiempo. La vida para una pequeña, con la confianza fragmentada, le hizo pasar una adolescencia terriblemente solitaria. El amor y el cariño, soportan grandes retos en la vida y problemas de autocomprensión; te hacen ver las cosas negativas de la vida de otra forma. La calidez de un hogar, el calor del amor de unos padres y la comprension suelen ser una buena medicina cuando las cosas que pasan en tu vida no las acabas de comprender.
Cuando el padre se Sussi desaparecio aquella tarde en el hospital de Barcelona sin que ningun tipo de pista, toda aquella felicidad de una niñita de 10 años se vino a bajo. Toda la fantasia, que merece un pequeño a esa edad, se transformó en rareza e incomprensión; por los demás, por que no la entendian y por ella misma, ya que se sentia "rara" y extraña ante un mundo frio y silencioso.
Una desgracia para una niña muy simpatica y cariñosa. Pero una gran oportunidad para que un "don" tan importante como el que tenía, se abriese como la flor mas grande y bonita del universo. Pues apesar de esa oscuridad, en su mente, se percibia la fragancia de un pensamiento muy fuera de la realidad que los mortales podamos comprender. El universo, conspiraba con los hechos ocurridos, para mostrarle a la pequeña y bella Sussi, la grandeza de las cosas mas pequeñas e insignificantes.
La capacidad, de ver detras de los trazos de cualquier individuo, la habilidad de ver detrás de todo dibujo o presentación pictorica, la mediumidad de los mundos de lo creado y lo que se esta jestando.

La Escuela, fue todo un reto. Cuando cojia los libros de texto, las palabras se mezclaban formando imagenes en su mente. Pero ella, pequeña, no podía comprenderlas. Muchas salidas del colegio, llorando entre las risas de sus compañeros, por que no sabia leer ni escribir.  Cuando dibujaba; Los trazos, surgian del movimiento de sus manos, pero de ellos, y como arte de magia se habría un portal en donde todo un mundo le esperaba a la reina de los sueños...:
un prado extenso decorado con malezas y frutos del bosque donde seres diminutos vivian y construian sus pequeños hogares, hadas saliendo de flores y vailando con la musica que las hojas hacian con el viento calido del sud, caballos blancos y purpuras, unicornios que se relacionaban con los seres mas esplendidos que cualquier humano pueda visualizar, flores y colores  brillaban sin haber sol..., la magia de todas las cosas las percibia en solamente un trazo. Asustada siempre cedia, y los lapices de colores caian al suelo seguidas: de preguntas de los profesores, cuyas respuestas no eran concretas y sus ojitos azules, se limpiaban con sus lagrimas por que no sabia explicar lo que ella veia. Siempre sola. Nadie podia explicarle lo que le pasaba; ¿por que te fuiste papa? gritaba cuando no podía mas.
El silencio negaba su corazon, menguanto poco a poco las ganas de llorar.
La vida de Sussi, fue una vida solitaria y repudiada por las personas que la rodeaban. Templanza, que forjo el caracter de una niña dulce a una chica rigida y esceptica.
El trabajo, de los medicos y licenciados, habia sido todo un exito. No solo habia aprendido a no sentir, sino que todas su dibujos y escritos no tenian esencia propia; secos y vacios, permitieron superar con creces los examenes para entrar en la universidad a su adolescencia. Un chica ejemplar.
Su don o el poder de ver mundos llenos de una belleza que el ser humano no puede comprender, habian sido lapidados y tapiados por las estupidas razones de una ciencia que no quiere comprender la verdadera vibracion de la vida, doctrinas secas y vacias, enfermizas para los que creen y verdades para los escepticos, ladrillos que habian tapado la entrada y acceso al mundo de las mil maravillas. Pero como todo lo bello, no puede suprimirse, pues a veces, pequeñas luminarias, fragiles y simples, traspasaban aquel muro, como si fuera algo normal o como si todo aquello fuera un sentir que palpitaba en lo mas profundo de su  olvidada fantasia.

 El amor, mansa a la persona que lo padece, pues lo hace  mas docil. Pero la deja indefensa ante los prodigios que pueda tener, ya que los demonios de las personas malvadas ven en el un acceso y oportunidad para poder engañar a su victima.

( Eso mismo le ocurrio a la Bella Sussi, cuando conocio por primera vez el amor.
Primero, rigida como una piedra, pero al percibir las caricias y el sentimiento del cariño, su cuerpo se extremeció y aflojando su tension, dejo abrir aquel muro tan celosamente cerrado. Lo que para el joven, era una sola noche, para ella fué las mil noches de mil vidas pasadas. El fuego del amor, habia quemado todo ese caracter y su corazon se habrió como una flor se abre en primavera, dejando salir toda aquella belleza, que habia sido anulada en tanto años. Su don y desgracia, le estaba enseñando la clase de persona que ella era realmente, y deseaba que aquella persona que le hacia sentir placer sintiese la magia de lo que tenia en su interior. Desgracia, por que pudo sentir, lo que pensaba aquel joven, cuano danzo con el, aquella noche y en aquel lecho. Pues su corazon, como su cuerpo era compartido con una de sus amigas.
La rabia de Sussi, tubo que molestar al joven en pleno frenesi. La ira incontrolada de Sussi, exploto empujandolo fuera de la cama. Una fuerza muy fuera de lo normal, como poseida, hecho al joven desnudo del cuarto. Su corazon estaba destrozado otra vez. Y al parecer, las lagrimas volvieron a su cauce. Nadie podía consolarla. Su furia por ser asi, volvia y volvia capaz de cometer una locura. Pero su voluntad no era tan fuerte, al parecer amaba su vida y ahora que habia encontrado un lugar en el mundo real, todo parecia derrumbarse otra vez. La angustia, el dolor del pasado, volvieron despues. Rabia y dolor, apretaban los puños y sus bonitos ojos cerrados con fuerza. Pero no estaba sola...
Solo existe una llave para el corazon; y es la ternura.
Despues de varios dias, con aquel chico, su corazon se habia abierto y con el, el muro de  los secretos se agrietaba con cada beso. Los besos que para ella eran sinceros, hacian que ese muro que retenia su don, se fuera debilitando poco a poco. Y aquella noche de desenfreno, toda aquella magia olvidada comenzo a brotar..

En aquella habitacion semi oscura, la magia brotaba del corazon partido de Sussi. La belleza de su mundo, brillaba como consuelo al daño cometido. Pudo sentir, que poseia algo grande dentro de ella. A pesar de su tremendo dolor y sufrimiento un don palpitaba haciendo recordar que no estaba sola y que nunca lo había estado.
Temblorosa su mano, cogio un color. Del primero trazo, la magia no surgio. Del segundo, tanpoco. Del tercer intento tampoco... tirando la hoja y el color al suelo se sento acurrucada en uno de los  lados de la cama y volvio a descontrolarse de rabia. Todos sabemos lo que duele, que nadie sepa de nuestro sufrimiento o que no se pueda grabar, para hacer comprender, el dolor que una persona pasa cuando no se la entiende. Eso mismo sentia Sussi.
 En ese momento recordo... le vino un momento del pasado..  lo que su padré le habia enseñado aquel dia ante aquella ventana, mucho antes de que un spechi cruzase sus vidas.
Se levantó y volvio a coger el color y el papel con confianza. Cerro sus llorosos ojos azules y  respiro profundamente. Aunque temblaba su boca al expulsar el aire, persistia e intando hacer lo que su padre le enseño. Una vez "aspirar y expirar". Otra vez. Hasta la decima... y en aquel instante, lo que todo parecia ser una ilusion o un mundo creado por ella misma, segun los medicos... la luz, comenzo a brotar de su pecho... luciernagas como esferas diminutas, rocallas de bisturia resplandecientes y llenas de luz surgian lentamente  de su pecho. Desde su corazon partido fluian lentamente y volando hacia la hoja donde ella trazaba una linea. Las esferas luminosas comenzaron a concentrarse y seguiendo el trazo que Sussi estaba dibujando en aquel instante y con los ojos dulcemente cerrados. Respirando profundamente y expirando suabemente, la magia se iba fundiendo con el carboncillo de color marron. La linea, vibraba y brillaba parpadeante avisando de la opertura de un umbral que hacia tiempo deseaba saciarse desde el otro lado. Abriendose lentamente dejando salir una luz celestial, donde la magia de los sueños y deseos mas profundos surgia y dejaba brotar las cosas mas bonitas que cualquier esceptico quedaria prendido de ello. Pues de alli, del umbral de lo inexistente, surgian flores de colores, violetas y rosadas volaban por la habitacion, seres volatiles como purpurinas en el tiempo y el espacio, se prestaban ante la presencia de la reina de los sueños.  Arboles y raices de colores que el ojo humano lloraria al verlos, daban paso al mundo real de las cosas. Entonces cuando todo estaba presente, la energia de toda aquella belleza, comenzo a recoger aquellos fragmentos rotos. Pedacitos como de cristal transparente y rosado, que las ramas de los fantasticos vegetales llevaban a lo que parecia ser los trozos del corazon partido de Sussi. Los seres volatiles o si lo prefereis "hadas luminosas" pegaban y curaban las heridas de un corazon sufrido por amor.  Sussi abrio los ojos en aquel instante, pues pudo ver las cosas mas bonitas que salian de aquel trazo: Un rio transparente, fluia por la habitacion como si de un olograma se tratase, cascada que emergia de las entrañas de aquella brecha temporal, donde un sinfin de seres voloteaban por toda la habitación, explorando los libros y las cosas personales de Sussi. La reina de los sueños, sonreia por que unas hadas de verde luminoso jugaban con su cabello e intentando ponerle flores de distintos colores que caian al ser transparentes e irreales. Ella se reia....
En ese instante. Su compañera de cuarto, habrio la puerta. Esta se sorprendió, al ver a Sussi desnuda y con los ojos cerrados sonriendo de felicidad. .- ¿Sussi?-.
Al abrir los ojos, ella vio que todo habia sido un sueño. Pero ahora sabia que tenia algo muy importante que debia de aprender a utilizar.)

El caracter de Sussi, demostro ser sorprendentes, despues de varios engaños en su adolescencia y especialemente en la universidad, donde comprobo cual era su verdadera vocación. Sussi cambio de carrera de derecho a la de historia del arte. Los profesores no la entendian. Pero ella no le importaba.
Después de su pasado oscuro y de todo lo que le habia pasado desde entonces, supo en una noche tragica y sentimiental, que su verdadero objetivo era aprender mas sobre su don. Y que mejor, el arte para comprender los trazos.
Loca, desenfrenada, divertida, y con muchas ganas de absorver todo libro, ya que en ellos no solo veia meras palabras y explicaciones veia; la esencia de esas explicaciones en estado puro. Conocimiento cuya sabiduria fue adquiriendo hasta conocer a Juan. La unica persona que la trataba con respeto y ternura.
Si que pasaron cosas años atras, pero... circunstancias de la vida, haciando que los dos tomasen rumbos distintos. Pero el amor, se expresa de muchas maneras, y esta pareja tenia mucho que contarse. El uno al otro. Dicen, que polos distintos se atraen. Juan y Sussi, es un claro ejemplo. O tal vez no...?

.- Sussi! espera... Que te pasa! (dijo Juan intentando comprenderla)
.- Que que me pasa! Tu sabes lo que he visto? Tienes la jodidamente idea de lo que he visto?
.- Vamos! sabias muy bien lo que te ibas a encontrar. No me vengas con esas..
.- Si ya!.. claro! ahora soy yo!...
(Juan se aproxima e intentando consolar a Sussi. El en parte la entiende, pues hay que tener cojones para ver aquel cuadro horripilante. Pero Sussi, se aparta levantando las manos.)
.- No me toques!
.- Sussi?... vamos... hablame... ¿Que pasa?

Juan no veia su cara. Ella estaba un poco mas calmada y de espaldas. Miraba al cielo y solo queria irse de alli. Juan, poco a poco le iba entendiendo.
.- Es por eso ¿verdad? ya sabes... por lo que me contaste de tu padre..

No, no era eso. Ella podia ver cosas muy bonitas y llenas de luz, siempre y cuando el arte fuera eso que transmitiera. Pero aquel cuadro, no transmitia eso, sino la oscuridad en estado mas profundo del alma. Ella habia visto unas secuencias de una historia, pero de aquellos trazos emergian seres oscuros con intenciones maleficas. El terror se habia apoderado de la bella Sussi y solo queria irse a casa.
.- Sussi, yo no te he explicado todo esa mujer tambien...
.- Visito a mi padre cuando trajo el cuadro.( dijo Sussi sin dejar acabar a Juan) Si. Lo se. Se quien era el cliente de ese maldito cuadro, Juan. Era un jodida niña, pero recuerdo muy bien, su perfume de mujer en el ambiente. Tambien vino al hospital cuando mi padre fue ingresado, pero paso jodidamente del caso cuando el desaparecio sin dejar rastro. (Sussi se mordia el labio, y ya un poco mas tranquila le dijo a Juan) Lo siento. Pero no puedo hacer esto.

Muchas mas cosas se dijieron. El cariño, se percibia en ellos aunque a veces valia la pena apartarse de ellos dos, cuando se peleban. Jordi, lo sabia muy bien, pero estaba en aquel instante en el interior de la mansion.

Sussi cojio el coche. Miraba por el retrovisor a Juan. Pensamientos de mujer, se presentaban en su mente, pero necesitaba salir de alli por unas horas: Relajarse en un baño bien caliente y tranquilizarse un poco. Aquello habia sido muy duro para ella y necesitaba aclarecer un poco sus pensamientos de lo que tenia delante de si misma. No era facil. Pero por Juan, haria lo que fuese.

Todo parecia normal. Incluso la niebla que iba apareciendo en el camino. Espesa, que ponia los pelos de punta. Pero los dos estaban inmersos en sus pensamientos, de como se despedian con sus miradas; ella por el retrovisor y Juan mirando sus bonitos ojos de como le miraba.
Poco a poco, el coche se fue fundiendo con la niebla.
El hospital de Santa Maria, tenia doble acceso; una especie de rotonda o isleta jardin con fuente circular, hacia que tubiera un acceso de entrada y otro de salida. La niebla se habia apoderador de las dos entradas. La sorpresa de Juan y la felicidad icieron que se le cayera el cigarro al suelo, al ver el coche de Sussi volver. Juan creia que se lo habia pensado  mejor.

.- Lo sabia! Jajjajaa.. Se que no me ibas a fallar! Sabia que volverias (decia cuando el coche se iba acercando poco a poco a el. Su sorpresa fue cuando vio la cara de ella;  Sussi tenia una cara de terror dibujada en la cara.) Pero... que?...
.-  Juan, No hay salida.
.- Que collons, como ¿que no hay salida?
.- Juan, Yo te vi hace una hora por el retrovisor, estube durante una hora conduciendo y de repente aparecí aqui. No hay salida.

                                                       *           *          *