domingo, 10 de agosto de 2014

HISTORIA I: La reina de la lluvia. Capitulo 13

(Narrador)

Cuando eres pequeño, el mundo, es un pequeño universo de sueños donde el protagonista deja volar su imaginación. Es una pequeña parte, del poder heredado de la vida, la capacidad de ver las cosas mas simples y fragiles, la virtud que te permite transformar las cosas con tan solo tu propia imaginación.
En esa edad, no te importa "embarcar en un navio y surcar los mares como un verdadero corsario" cuando simplemente te posabas en pedazo de madera vieja en medio de un campo solitario. Para los demás es un pedazo de madera, pero para ti era el cascaron de un gran buque que te permitia moverte a otros planos de conciencia. Un simple mecanismo, que te permitia viajar através del espacio y el tiempo, para conquistar y comprender ese mundo grande y lleno de posibilidades..
Pero a medida que ivas creciendo, eres mas conciente de la realidad que te envuelve. Ese mecanismo, comienza a perder poder, cada vez que ves que no puedes superar los problemas reales de la vida real, y que tales fuerzas inconscientes no son lo suficiente para superar las travas del dia a dia. Es cuando los deseos de un niño, menguan hasta llegar  tener miedo de volver a tener esos deseos, es cuando solo enfocas tu fuerza y virtud, a tu cuerpo y mente.
A menudo anelamos ese don heredado de la vida, de ese poder, que al nacer se nos proporcionó como legado, pero nos damos cuenta que ese camino, se fué borrando cuando le dabamos mas importancia a las cosas fisicas y reales de la vida para afrontarla con fuerza y sobrevivir como individuo. Pero el hecho de que no sepamos volver al mundo de la imaginacion, no quiere decir que ya no exista.
Algunos consiguen subir a ese tren, ya sea mediante una coleccion  de jueguetes de su tiempo, cromos o personajes de comics..,Para ellos representan algo mas que lo que se ve, pues para ellos, es un interruptor que al apretarlo con su mente les permite viajar otra vez, através del espacio y el tiempo; un momento de su valioso tiempo como adulto, para volver a presenciar esa energia primogenita y recuperar el valor de un autentico "heroe de leyenda". Sin embargo, cuando viajan a ese estado, algunos se prestan en dejarse llevar, otros que simplemente desean recordar que una vez tubieron una infancia y después estan los que han comprendido la utilidad de esa fuerza. Hablo, de este ultimo, de que ellos conocen como volver a canalizar esa energia primogenita que todos heredemos al nacer. Hablo de esas personas, que mediante; un olor, imagen, o cualquier cosa de la naturaleza, les permiten viajar atraves de los mundos y dimensiones que aunque no las veamos persisten y existen entre la nuestra. Esta clase de personas, no almacenan objetos, son conscientes que la energia radica en todas las cosas y que una simple hoja en el suelo, les puede llevar a otros planos de conciencia. Al estar de vuelta alli, transforman su pasado, proporcionandoles esos detalles que no pudieron poseer en esa edad y en ese tiempo, al hacerlo la energia primogenita los nutre y vuelven a la realidad con una energia; nueva y poderosa. Esta clase de personas reaccionan ante momentos negativos, se concentran en el "Mecanismo" (olor, imagen fotografica del pasado o algo que lo hace viajar por el tiempo) que lo lleva hacia un estado de conciencia que les permite viajar a traves del espacio y el tiempo, donde alli transforman el pasado para fortalecerse en el presente y enfrentarse ante esos momentos dificiles. Un acción de autodefensa que posee la mente cuando esta se siente amenazada por una accion mal elaborada.,.. Cuando vuelven al mundo de la realidad, son capaces de demostrar las autenticas proezas de un autentico heroe de leyenda.
Mecanismo nuestro? o es que somo simples marionetas de un universo loco y creativo que construye y destruye a y vuelve a generarse a merced de nuestros sentimientos?

                                          "Grilletes Transparentes"

Italia
(Milan 1495)
.- Por dios! Por que no me sale!... (Decia Leonardo, mientras intentaba pintar un encargo muy importante para la Iglesia Santa Maria de la Gracia en Milan.)... el apostol Juan, era muy joven, pero... por que me sale rostro afeminado?.
Ya habia pasado mucho tiempo de lo que paso aquella  tragica noche. El, reconocia constantemente que no era el mismo. Pues en que momento, ese demonio, se apoderó de el para hacer la barbarie mas efectiva y precisa que un tirano pudiera realizar... El dolor, la imagen de la bella Elysa, se le presentaba en sueños. El vino y el placer de las doncellas, no hacian que aquel bello rostro de una mujer llena de amor, se difuminase en el olvido. Sera verdad que dios existe? sera verdad que dios le esta castigando?...El pensaba, que ese pasado le perturbaba. El creia que debia de ser "Ruben" el amado de Elysa quien demandará su asesinato injusto. Pero no tenia nada que hace... después de varios años sin pintar, aquel encargo, sobre "la ultima cena", le habia proporcionado la posivilidad de redimirse y purgar sus pecados. Pero su mente estaba bloqueada y seguia sumergida en el rostro de Elysa, pero sin aquellos terrorificos ojos negros.
Pero Leonardo, el gran artista, estaba apoyado con su frente, ante aquel fresco inacavado... Habia borrado mas de una vez, el rostro del apostol Juan, por mas que quisiese siempre le salia el rostro de ella. Agotado, se apoyaba con la frente en aquel cuadro con las pinturas aun humedas. Sus ojos cerrados con fuerza, aun visualizaban la imagen de aquella doncella que caminaba en medio del mercado, con una elegancia y ternura que superaba a cualquier dama de la corte de Florencia.
Había entregado el opalo azul, pues para el no tenia importancia, pues era mas importante el mecanismo de siete puntas que la joya que contenia aquel artilugio.
Era tarde. La noche probocaba la brisa fria y la danza de las velas, que por la fuerza del viento solian apagarse y hacia mas dificultoso el trabajo del pintor, que tan solo queria solucionar aquel pasado que tanto lo perturbaba. No merecia perdon alguno. Su alma estaba condenada al averno por toda la eternidad, y eso le asustaba que fuera cierto lo de "el reino de los cielos".
En aquel instante, una pluma de ave, se presento ante sus hojos. El viento de la noche, le habia dado la vida y esta se movia silenciosa tocando los pies cansados del artista. La peculiar blancura de tal objeto, la luz de su color ante la oscuridad y su sutil presencia, hizo que Leonardo se olvidase por completo de su pena. Asi, despegandose de la pintura aun fresca y manchada su frente con una parte de la mesa pintada de la ultima cena, leonardo cojio la pluma y comenzó a obserbarla....
-."Que fragil es equivocarse" a pesar e ser consciente de la importancia que tienen  las cosas.-
Deseaba ser simple y libre, como aquella pluma. Y poseer la libertad de apreciar toda existencia sin que ningun clero le dijiese o dictasen normas absurdas sobre la existencia del hombre y la forma de pintar. Ser libre como un niño, para poder apreciar la belleza de la naturaleza, como tantas veces hacia muchos años atras. La plenitud de la vida, la simpleza y su estructura, vibraba calidamente en la palma de la mano, como si fuera la joya de la corona... Al salir bolando la pluma de su palma, por la brisa que entraba en la sala oscura, Leonardo se quedo mirando y el poder de la visión, volvió como arte de magia.. "el trazo en el aire se hizo mas intenso, pero antes aquel simple objeto volatil, se iluminaba para los ojos de da Vinci. La luz que desprendia aquella pluma, dibujaba un trazo en el aire, unas lineas que se iluminaban formando una bella imagen que se desvanecia en las sombras.."
Aquel inospito hecho, le hizo recordar, "la cueva". ¿aquel ser le estaba reclamando?
Recordo su juventud cuando paso dos años encerrado en aquella caverna, donde toda su imaginacion se transformaba en una realidad palpable y dibujable. Donde conoció por primera vez, a la entidad sombreada y oculta. De como le hablaba de un reino muy antiguo y de que ella fué una reina alabada por los hombres y que dada por su ineficacia la habian condenado al olvido eterno. Era como si la pluma proviniese de otro lugar y de otro tiempo, como si quisiera decirle algo de extrema importancia y que el tenía que actuar, antes de que le pasase lo mismo que aquella entidad castigada y desonrada por los mortales. Entidad que le hablaba y le daba importancia muy curiosa a las abejas. .- ellas lo son todo.- recordaba las palabras llenas de pena y tristeza, que aunque no pudiera presenciar su imagen, la tonalidad de sus dichas se percibian como los relatos de una reina que lo habia perdido todo.
Leonardo, veia todo eso en aquellos trazos en el aire, de aquella diminuta y simple pluma de ave, que habia venido para recordarle, que las cosas no tienen que acabar asi. Y que aunque alguien se haya perdido, no quiere decir que lo que fue no pueda volver a ser.
" Pues una flor en la noche sigue siendo una flor, aunque esta no se perciba en la oscuridad."
Leonardo, ahora miraba en direccion a Florencia.

                                                *             *            *

(Florencia, 1490)
(contuniacion de Elysa)

Hay millones de millas fuera de nuestra realidad, lugar donde habia un mundo dentro de lo real.
Detrás del muro, de la habitación nupcial de Elysa, parecia existir otro mundo muy distinto al que ella habia vivido toda su vida. Pues existen distintas dimensiones y lo que la bella Elysa estaba presenciando no tenia descripcion. Sin embargo reconocia muchas cosas..
Al traspasar la parde con aquel extraño ser de cuento de hadas, una vez cruzado el humbral, los dos se hallaban en una especie de luz cegadora y que poco a poco, esa luz blanca, iba transformandose en cosas muy familiares a la joven. Detalles pictoricos y grabados vegetales por las paredes, el dulce olor a un incienso proveniente de las indias o muy parecido a este; dulce y exotico al mismo tiempo, que hacia no pensar en las cosas preocupantes; como el amor con Ruben.
Aquel ser, de orejas puntiagudas le llevaba por un pasillo que conectaba con diversas salas decoradas al mismo tiempo con un gusto esquisito. Sirvientes a cada lado, de aquel pasillo que cada vez se hacia mas colosal, eran elegantes y refinados, fuertes y jovenes, pues representaban todas las carateristicas que una mujer pudiera desear en un hombre. En aquel hermoso pasillo de ensueño,la hermosa Elysa observaba con descuido y deseo, cogiendose el pelo sinuosamente y mordiendose el labio inferior, al percibir la presencia de aquellos atractivos sirvientes. El duende que contrastaba con creces con tales hermosuras masculinas, tiraba con cierto enfado y celosia a la joven Elysa que estaba embovada con lo que estaba presenciando. Aquellos sirvientes, cuyos vestuarios era muy similar a los de unos sirvientes de un hombre poderoso y rico, llevaban ropajes de seda con bordados vegetales y combinado con hilo dorado, decoración muy similar a los capiteles de las hermitas de la parte norte de Italia, pero mas refinadas y esterilizadas. Por no hablar de los suelos brillantes como espejos, que reflejaban los nervios de los arcos goticos de medio punto que se curzaban en una "clave" con el simbolo de la casa del regente: una cabeza de una gorgona, con el rostro de una mujer muy bella. Los elementos sustentantes verticales, muros de marmol  y piedra esculpida, policromados mediante colores suaves como; ocres, naranjados y blanquecinos, contrastaban con las cortinas cosidas con motivos vegetales dorados que voloteaban por las brisas de que invadian el gran pasillo gracias a los enormes ventanales. Las columnas o grupo de columnatas entrelazadas entre si, sinuosa representacion escultorica de arboles de piedra que sostenian toda aquella grandeza, un bosque de piedra revestido con las telas mas hermosas que la misma corte del rei de Francia. o  de un Sultan de Asia. La belleza, acariciaba sin respeto el corazon dormido de la joven, despertandolo poco a poco ante aquellos momentos tan apasionantes. De repente, una musica se oia en lo mas profundo de aquel enorme lugar, la melodia mas bonita y celestial que jamas haya escuchado un mortal. El sonido del arpa, resonaba en aquellos arboles de piedra aderido a las paredes de marmol... No habia dolor, lo negativo se difuminaba a cada paso y la musica del arpa apartaba toda pena, de cualquier visitante, ya que lo devolvia a la vida de nuevo.
Caminando por aquel enorme pasillo, similar al de un palacio imperial, una serie de estancias si puertas dejaban ver lo que pasaba en su interior:
.En la primera, tres sirvientes estaban ofreciendo placer a una mujer muy joven, el vino rojo, caia entre las suaves y tersas dunas del cuerpo femenino. Los jovenes sirvientes, reian al mismo tiempo que se apresuraban a consumir el vino...el placer estaba servido. Los ojos de Elysa, al pasar por delante de la estancia observaron atentos, pero se sorprendio cuando la mujer que estaba disfrutando del momento la miro a ella con una sonrisa dibujada en la cara. El duende celoso, le estiro del brazo.-vamossss.-
.En la segunda estancia. Una doncella en una enorme bañera, flanqueada por grandes rosales y rosas que desprendian un olor agradable que llegaba hasta el pasillo. Unos sirvientes, ayudaban a la doncella a quitarse la ropa, mientras la voz angelical de uno de los sirvientes adormecia a la joven que se disponia a bañarse. Uno de los sirvientes, se dispuso a cariciar con la esponja la suave y joven espalda de la joven..
Elysa olia el jabon y este desprendia el olor a mil flores de primavera.
Todas las estancias tenian una escena, que proporcionaba cierto placer y consuelo. Pero al llegar a la sala principal, la escena eran de doncellas con niños pequeños y con todos lo cuidados que una mujer pudiera desear al ser mama. La estancia principal, con decoracion muy similar a la del pasillo y con puertas sin puertas y de libre acceso a los jardines mas bellos y hermosos, contenia todo tipo de objetos y utensilios ideales para que cualquier doncella pudiera vivir toda una enternidad, sin preocupaciones ni maridos molestos por la bebida ni el dinero. Pues cual joven podia escojer? Todo estaba a su merced y en su corazon no habia espacio, curiosamente, para el amor.
Elysa, habia sido atendida y limpiada, ahora poseia unos atuendos que llebaban las diosas en la grecia clasica, telas mas suaves que las caricias de una pluma, perfumes dulces y suaves, risas y felicidad que reinaban por doquier en aquellos jardines de ensueño.
Pero todo esto, tenia un precio.
Como todas, ella debia de saborear y catar los cuerpos de los jovenes sirvientes. El duende, ya hacia un rato que no estaba. Ella miraba por todos los lados, como si el fuera su dueño, pero las demas, con aquellas sonrisas de felicidad le hacia saber y decidir a escoger que tipo de placer deseaba embarcarse. Si quedaba embarazada, ¿pues que problema habia, ya que las demás la cuidarian de su embarazo?
¿y la comida? Enormes banquetes en el jardin, de alimentos picantes como de todo tipo de comidas suaves...¿y...el amor? Todas las doncellas, jovenes y hermosas rompian a reirse de ella..- Pues no hay  que temer,.. aqui teneis todo cuanto deseais.- se decian unas a otras, y otras repetian lo mismo.
Las doncellas, la miraban sorprendida.- que rara?...- se decian en aquellos murmullos entre ellas.
En aquel instante, una entidad hizo presencia ante aquel jardin de las delicias. Una entidad con el rostro alargado y con ojos grandes y sin boca. Su mirada de ojos negros, oscuros como la noche se percataron de la presencia de Elysa. El cuerpo alto y muy delgado, piernas largas y brazos largos, portaban el ropaje de una autentica reina. Un sequito de sirvientes, franqueaban el paso de la reina. Las demas doncellas se apartaban con el menton hacia abajo y dejaban paso a la entidad que gobernaba aquel mundo de hermosas cosas.
Elysa, comenzó a temer, cuando vio su reflejo en los ojos negros de la reina de aquel lugar. y bajo la cabeza, no por lealtad, si no por miedo.
.- No. (resonaba en la cabeza de Elysa, como si aquella entidad sin boca, pudiera hablar a través de su mente)No. ¿A caso no veis que teneis a vuestro ojos, todo en cuanto podais desear? ¿de donde sois?
El duende, aparecio en aquel instante detras de la reina.
.-Ejemmm... Essss... de la que osss hable, mi reina.... proviene del mundo de arriba y su corazon esta mas roto y fragmentado que la corteza de una arbol viejo y seco.. si mi señora me lo permite.. esta doncella posee el don...
La reina jiro su delgado cuello y entre su largo cabello rizado miró furiosa al su sirviente de orejas puntiagudas..- ¿Otra?.- Resnoaba en la mente del duende. Las demas doncellas murmuraban ..
.-¿¿¿Otra???...es posible??? se decian entre ellas...
.- No es bueno para la colmena.
.- ¿"Colmena"?, que..  que lugar es este?... (dijo Elysa en silencio y timida al escuchar "Colmena")
El silencio se hizo mas preciso. Todas las bellas cosas, comenzarón a perder valor, ante aquel silencio que calaba en los huesos de todos los presentes. La reina, la entidad que gobernaba aquel lugar de las mil delicias, se erguio. .- desaceos de ella!.-
.- Mi señora... si me permites...
.- Desaceos de ella! Ya hay una reina, no permitere que toda la colmena sufra un botin!. Ella no puede esar aqui! (resonaba en todas las mentes presentes. Ya que era la forma de hablar de aquella entidad; mentalmente)
.- Mi señoraaa... tengo una idea mejor... Vosssss soissss la mas grandesss de las reinassss, dejad que ossss muestre misss sincerasss intencionesss...

Elysa estaba preocupada en aquella estancia. Después de aquella inospita contienda con la reina, la regente de toda esta grandeza, estaba preocupada. ¿Que destino le estaba esperando? Elysa no hechaba de menos a nadie, no sentia nada de nada. Aquella magia se habia de hadas, se habia apoderado de ella y de sus pensamientos. Tan solo sentia deseo, una ansia que toda joven posee al querer relacionarse cuando ya tiene la edad precisa para poder tener hijos. Un deseo descomunal en catar, el cuerpo masculino. ¿Seria el incienso? ¿Las bellezas de aquel lugar? O simplemente aquella presion en el pecho que le hacia cuestionarse su deseo de llacer en la cama con algunos de los sirvientes? Tales preguntas sin respuesta, hacian pasar el tiempo, en aquella estancia, donde se sentia amarrada. Estancia muy similar a las estancias del pasillo. Pues entre segundos muertos sin poder hacer nada, tan solo un sirviente entro en aquel instante. Ojos negros y misteriosos, pelo largo y con un cuerpo musculoso y atletico, pero con el rostro muy similar al del duende.
El deseo se percibia en el ambiente, pero al aproximarse el joven, al tocar su pecho contra la de ella, Elysa miro a los ojos y vio la imagen de su amado Ruben. Claro que ardia en deseo, pero algo estaba pasando, algo interferia en aquella magia de hadas. Elysa se apartó de el. Y comenzó a recordar quien era... En aquella estancia de placeres y deseos, la doncella secuestrada, comenzaba a recordar de donde venia. No sabia por que?, pero recordaba a Ruben. Su corazon oscurecido comenzaba a palpitar, cada vez mas. Un dolor en el pecho, se hacia mas intenso, mientras que el joven intentaba cortejarla, le recordaba mas y mas a Ruben. El joven apuesto, el sirviente hermoso y bello, le persiguia ahora con cierto nerviosismo, no comprendía nada de lo que pasaba y por que y por primera vez alguien rechazaba el don de la ilusion. Elysa, algo intuia, algo la llamaba desde otra parte de otro mundo o simplemente su corazon, rechazaba tal union otra vez.
La presion en el pecho, era mas intensa, tanto que no podia ni respirar. Al doblegarse, pudo ver como las esculturas grabadas en las paredes, la observaban y como se deformaban sus rostros. Lo bello se fundia con lo terrorifico. La magia, se desvanecia por momentos y la realidad de las cosas se iban presenciando ante los ojos tristes de la mirada triste de la bella Elysa. Una ultima intencion de persuaadir a la presa basto, para ella salir de la estancia corriendo. En aquel instante, todas las formas bellas y hermosas se transformaban en una especie de telarañas y oscuras formas. El terror se apoderaba de ella y cada vez sus ojos nerviosos soltaban ciertas lagrimas de miedo.¿Que era aquel luga?
En la primera estancia, los sirvientes no eran tales jovenes apuestos, sino enanos que se disputaban la carne de aquella doncella que creia estar en un lugar placentero. La mirada se volvio a dirijir a Elysa, pero esta vez, la doncella le pida ayuda con el mobimiento de sus labios..Aterrada, Elysa siguio hacia la salida o lo que debería ser la salida, ya que al encontrarse con otra estancia donde una bella doncella estaba bañandose con rosales, ahora estaba siendo despellejada lentamente por unos seres diminutos. Las manos en la cara, despues de un grito, habisó a los demas duendes de que la condenada debia de ser eliminada, por que la "ilusion" de aquella magia no habia funcionado. Todos sabian, que Elysa sabia la verdad de aquella mazmorra de doncellas. Corria por todos los lugares, pero no hayaba la salida...Nerviosa, intentaba salir de aquel infierno como si de una pesadilla se tratase... Lo orprendente fué cuando al llegar a la gran sala, vio como muñecos automatas de madera cuidaban a lo que antes parecian niños fuertes y mortales. Esos bebes, no eran humanos, sino seres con ciertos rasgos que su supuestos padres haciendose pasar por sirvientes jovenes y guapos. Las estancias, no eran tales, eran salas de castigo, para aquellas que iban en contra de lo que la reina llamaba "la colmena". Toda aquella verdad, hizo  que Elysa se encontrase a punto de colapsarse. Sola, sin nadie que la protegiera, se sentia impotente ante un mundo de perversas intenciones; no queria ver, lo que la reina, era enrealidad...Su mirada se apagaba y se volvio borrosa, para caerse al suelo. Mientras que sentia chillidos de mujeres pidiendo auxilio y los ruidos de aquellas cosas al correr por las paredes, la bella Elysa miraba el grabado de la gorgona en el techo y alrededor suyo multitudes de almas en piedra mobiendose como almas en pena.
En aquel instante, una mano humana cogio a la joven como pudo. Antes que aquellos duendes del infierno viniran a por ella, un joven encapuchado la salvo de tal destino. Su capa y capucha, hacian desaparecer al portador de tal vestuario. El joven le puso la mano en la boca y se pego a la pared. Eran como si no estubieran alli. Los secuaces de la reina, no se lo explicaban; Habia desaparecido!
Pero el tormento de Elysa, no habia terminado. Desde aquella especie de capa, podia ver la realidad de aquel palacio, que ahora era una inmensa cueva con seres espeluznantes.
.- Silencio... (dijo el joven, que le habia salvado la vida) No nos pueden ver...
Elysa sentia el cuerpo del joven. Por un lado se sentia protegida, por otro; no confiaba en nadie.
En aquel momento, el brazalete del joven, se ilumino..- devemos irnos, ella viene..-
Los dos se fueron apartando del lugar, cubierto con la capa magica.
Al llegar a un extremo del pasillo, donde parecia que debiera estar la entrada, el joven dibujo una puerta con una especie de tiza magica. El heore la empuja, y la piedra, cortada como una especie de hoja muy afilada, cae al  otro lado del muro. Los dos salen por aquella salida y se dirijen hacia otra estancia cerrada. El joven vuelve a poner la piedra cortada.
.- Esto bastará por el momento.
Elysa se acurruco en una de las esquinas. Estaba temblando de miedo. El chico, se la quedo mirando, pero prosiguio a quitarse las armas que tenia en su espalda ya extraer de su "zurron" un poco de vino, queso y lo que parecia ser pan de leña.
Poco a poco, observaba como el joven se quitaba el pañuelo de la boca para poder comer. No lo veia muy bien, por que los ojos de Elysa estaban medio abiertos. Estaba cansada de tanto sufrir...aquello fue un momento en donde pudo quedarse dormida.
Poco a poco, fue abriendo los ojos.
El extraño sonido del acero que resuena cuando la piedra afila la hoja de un sable. Las llamas del fuego, hacian que quel lugar superase con creces la belleza y el tormento que habia sufrido Elysa. Ahora se sentia segura. No sabia si la iba hacer daño, pero estaba tan cansada de todo, que no queria preguntar cual iba a ser su destino. El joven de espaldas a ella, ceso de afilar su arma...
.- Conozco esa mirada. Y os equivocais....(dijo el joven, siguiendo afilando el sable y delante del fuego)
Al parecer estaban en una especie de cueva en ¿quien sabe donde?. Se podía ver desde la gruta, la cortina de la noche y escuchar el sollozar de las lechuzas en el bosque. La sensación del fuego, junto con aquella persona, hacia sentirse a Elysa mas comoda que nunca. Pero aquella pregunta, no la entendia ¿que queria decir con "conozco esa mirada"?
.- Vos creeis que no esta... ellos lo saben. Saben que sus presas no confian y que piensan que lo han perdido todo. ¿quienes son? ( en aquel momento cesa de afilar) digamos que son "perdidos" y que abrazaron tal destino hace mucho tiempo... (Lo dijo, con cierta ironia, como si supiese de todo eso, el dolor y la rabia se percibian en el y al decir eso, dejo lo que parecia ser un sable de hoja delgada y facil de maniobrar y cogio el otro sable gemelo al otro)
.- Como.. vos? (dijo Elysa timidamente..)
.- (Miro al cielo como queriendo olvidarse de algo)... mas o menos. Pero os equivocais!
.- Por que?... me dices esto?
.- Ellos lo saben, lo huelen y van a su presa. Conozco tu mirada, y al ser al que amasteis una vez a un persiste dentro de vos.
.- Lo mataron... (decia con lo ojos rojos a punto llorar..) le quitaron el corazon como bestias! (dijo dejando caer ciertas lagrimas..) mientras que yo yacia con un hombre al quien no amaba!
Al parecer los recuerdos volvian y los sentimientos agarrados como uñas de aguila en su corazon, ahora cesaban y salian. Pero el joven extraño, el que le habia salvado la vida, ahora se callaba. Sabia de que hablaba pero decidio no decir nada. El silencio, se presto por unos instantes, no era el momento de decir nada, pues dejo que ella se desahogase con su dolor. Al cabo de un rato, volvio a decirle.- Te equivocas..- Ella habrio los ojos, por que antes se habia quedado dormida después de llorar. Su dolor era tan grande, que no podia soportarlo. Pero aquel intruso, o angel, parecia saber algo que ella debia de entender y entonces presto atencion.
.- El amor no puede ser destruido y tan poco matarlo. Puedes poseer cantidades de el, pero jamás podrás controlarlo... (ella se levantaba intentando escucharlo) Tal sentimiento fluye como si fuera ese riachuelo. (señalo un pequeño manantial que fluia en una de las rocas, cerca de donde ellos estaban)..a su paso nutre y ofrece alivio tanto al perdido como al que hace que pierdan los demas, da de beber al malvado como al ser mas noble. de ahi radica su virtud. ( el joven mira hacia abajo) el amor, es como el agua;  si la contienes en una basija, siempre sera agua, si lo retienes celosamente en un embalse podras apreciar su ira. Gracias a ella, las guerras pueden continuar o sin ella puede acabarse sin haber ganadaor alguno. Apaga las llamas de los malvados y muestra al incredulo que su vida depende de algo que no puede ver...
.- Pero no comprendo...¿por que me dices que estoy equivocada?
.- Si tirais una piedra en un estanque, el estanque resuena provocando una serie de movimientos en el agua. La piedra y el estanque, no mueren; se transforman.... ¿que sientes?
.- Que el no esta (los ojos de ella se tornaban otra vez rojos a punto de llorar)
.- No... ¿que sientes aqui?
En aquel instante, cuando aquel joven le señalo en el pecho, supo lo que pasaba cuando se casaba con la persona que no amaba, supo cuando perdia y veia que su amado estaba sin vida desde su ventana, supo lo que pasaba cuando estaba delante en aquella estancia de aquel infierno y la presion en el pecho se hacia insoportable...Entonces, despues de tragar saliba dijo ella.- a el.-
El sujeto aun estando de espaldas le respondio con una voz un poco familiar...
.- Vos aun teneis a vuestro amado dentro de vuestro corazon al igual que el estanque contiene a la piedra. Tal vez no exista en vuestro mundo, pero si que persiste en alguna otra parte... Ellos lo saben y por eso os escojieron a vos.

¿Que tipo de magia era aquella?
De repente Elisa, abrio los ojos y su sorpresa fue, cuando delante de ella estaba el puerto de Florencia con sus barcos y el atardecer. Escuchaba la voz que se difuminaba en el tiempo y en el espacio y cada vez mas lenta, de como las palabras de aquel joven extraño sin saber en ningun momento quien era realmente y de como le hablaba de lo que ella verdaderamente le pasaba. Su estado de animo, soprendida, escuchaba tambien hablar a su padre detras de ella con los medicos mas prestigioso de la ciudad de Florencia.  Elysa se encontraba sentada en la habitacion nupcial, como si nada hubiera pasado. En su mano y curiosamente, tenia una piedra.¿Que habia pasado? ¿Era todo un sueño? ¿quien era esa persona que habla del amor? y por que tenia una piedra en su mano?

                                                *               *            *