sábado, 8 de noviembre de 2014

HISTORIA I: La reina de la lluvia. Capitulo 19

(Narrador)
"Todo vuelve a su lugar... puedes ejercer la fuerza y presionar.. pero al final volvera todo como era antes. Como si de un pendule se tratase; puedes moverlo las direcciones que mas desees y concentrandote en el puedes hacerlo girar mas rapido o mas lento, pero cuando dejes de pensar en el, toda esa fuerza y energia se disipa menguante en el tiempo. Al final, el pendulo, siempre acabara inmobil y en su posicion fija y natural.
Los deseos, se mecanizan de la misma forma; puedes transformar todo tu entorno, puedes ir consiguiendo todas aquellas piezas que precisas para lograr el cambio deseado, pero ten muy en cuenta que a la hora de lograrlo todas esas piezas y engranajes que has juntado con sudor y esfuerzo volverán a su lugar para proseguir lo que el destino les impuso una vez creado. Si hiciste daño y arrebataste a inocentes lo que verdaderamente les pertoca por derecho de vida, todo se volvera en tu contra, cuando mas indifenso, mas letal sera su respuesta. Si lo que hiciste, fue un bien para ayudar a la vida a seguir su curso, acepta la dulce amargor de que nunca dependio de ti, ya que todo el campo se sembro cuando asi lo izo la vida, pues nunca fue parte de ti cambiar las cosas."

                                               "Poder"

(Varsovia, 1939)

Un plano en blanco. Una barra de carbon descabrajandose por la presion en el papel. En la mente una sinuosa intencion, en el papel listo para desvelarse, un trazo tembloroso y firme, pues una romantica linea creaba en la nada la bella silueta  femenina de un rostro. El simbolo; trazo seguido, delimitaba en aquel espacio blanco lo que parecia ser el boceto de una pequeña de 12 años. Su mirada, atenta reflejaba su pasado; ojos negros y apaciguados como si llevasen una carga tremenda en su propia alma, y el simple hecho de contemplar la belleza de aquella niña, le hacia sentirse util y necesario. Sus manos, estropeadas y cansadas de tanto agarrar y golpear, del frio y el calor, de no saborar la acaricia tierna de una mujer desde hace mas de 20 años, aguantaban la tabla vieja y estillada donde soportaba el papel recortado de cualquier manera.
Pues todos observaban aquel artista, tan singular y sumiso en aquella simple obra. Era mas importante, la presencia de aquel antiguo soldado alemán, que la bella niña con su vestido de viaje y sus zapatos negros.
Jerman Whür, habia formado parte de la primera guerra mundial, en una de las compañias del general alemán "Erich Ludendorff". Habia desertado a la edad de 27 años junto con varios compañeros. Al igual que el, muchos de aquellos alemanes eran granjeros y sus familias como mujer e hijos residian en Francia. La suerte, nunca estubo de su lado y jamás volvio a verlos, ni a ellos y tampoco a su mujer e hijos. Perdido en mundo derrocado y gris, se escondio en los recovecos de una europa corrompida y ensangrentada. Fue en una de esas casas arruinadas por los bombardeos, donde encontro la forma de no pensar en todas sus penas, lugar oscuro donde empezó a prender con tan solo la luz de una lamparita de aceite a dibujar rostros de otras personas. Primero a los cadaveres, que dormian eternamente al lado del escondrijo, después a los soldados en movimiento; sus jestos, sus caracteres faciales, la manera de gritar y de reir cuando eran acribillados o cuando disfrutaban por ultima vez de aquellas bebidas aguadas de vino frances. Los siguientes años, fueron muy distintos, Jerman, habia aprendido a ser algo y se acomodaba en las plazas españolas a pintar los rostros a cambio de un poco de pan, queso y vino. Pero la situacion, no fué siempre asi, muchos capataces le ofrecian la oportunidad de cambiar su vida y de sacarlo de la pobreza, pero su corazon estaban como aquellas antiguas casas francesas, completamente destrozado. El dibujo, era su aliento, lo unico que le quedaba.
Los tiempos cambian y las personas que logran avanzar consiguen ser mas fuertes psicologicamente, el ex soldado aleman, Jerman, habia ingeniado una tecnica de dibujo muy precisa y con bastante realismo: las lineas auxiliares imaginarias en el modelo a dibujar.
Ahora, observaba a la niña con su peinado en tirabuzones de pelo negro y ojos verdes, como unas lineas imaginarias trazaban la realidad sin ser dibujadas, tan solo pensadas por el.
El tren, que provenia de la estación de Cracovia, no hacia perder el quilibrio al artista con su "va y ven". Su mente, se sumergia en lo que dibujaba, dejando a tras todos aquellos bellos recuerdos de su mujer e hijos y radicar todas aquellas visiones abrumadoras y alocadas de lo que hacian los soldados a los inocentes. No era fuerte, ni tampoco era un heroe, tan solo un hombre que buscaba un lugar en este mundo. Su pena, se reflejaba en su cara mientras que los demas lo veian afortunado por la capacidad de dibujar a la perfeccion aquel retrato a carboncillo.
Los viajeros, aplaudian tal maravilloso arte, y miraban a tentos como se concentraba y despues movia su muñeca con una agilidad sorprendente. Ahora, era el turno del señor Jacob.
.- Pedro, es mi turno! (dijo el señor complacido a un jovencito de 8 años)
Pedro era un niño curioso. En las escuelas de españa, no enseñaban estas cosas, pués los clerigos maestros de escuela, veian en esa profesion una autentica perdida de tiempo. El chico de pelo castaño y ojos azules observaba como Jerman mobia su mano como si fuera un espadachin y al final ..!que asombroso dibujo!.- Seguro que el padre Matias, se lo pensaría dos veces a la hora de pegarme en las manos con su regla de madera, si le presentase un dibujo asi.- Se decia para sus adentros.
Jacob, se posaba comodamente y sonriente. No pensaba en las ultimas noticias que venian de Varsovia sobre la entrada inesperada de los nazis en la capital de Polonia. Nadie de los que estaban en aquel bagon lo hacia, pues la habilidad de Jerman los tenia imnotizados y francamente, aquello era una manera de quitarse el helado temor de lo que podría pasar al llegar el tren en la estación norte de la capital. 
Jerman, le indicaba "un poco mas serio" con el jesto de su cara. Jacob, complacido, le obedecía.
Detrás las madres y mujeres casi todas ellas judias, parlateaban de lo que habian ido hablar las malas lenguas.
.- Claro que no... es absurdo! El  comunicado lo dejo bien claro "no invadiremos Polonia". Queridas, pueden estar tranquilas, ya veran como todo esto son mas que bobadas...
.- Espero que si...Alissa... no soportaria ver como se llevan Ahsir y  amis hijos..
.- Por dios...Bitia, no penseis tanto en estas cosas... la gente suele exagerarlas.. no creo que a los grandes politicos les interese otra guerra. (Dijo Alissa)
.- Yo he oido, que estaban cerrando las fronteras, ¿crees que nuestros visados nos protegeran? (Dijo Dalia)
.- Dalia! por fabor... lo unico que haceis es ponerme a mi tambien nerviosa.. esperemos llegar a la estacion. Y si vemos que las cosas no nos convencen... pues volvemos hacia Cracovia y de alli a España. Debora y los suyos pueden esperar otra semana.. (Dijo Alissa)
.- Si, pero si les pasase algo? (dijo Bitia)
.- por el amor de dios!... ademas los ingleses vendrían ayudarnos (Dijo Alissa)
.- Lo ves! tu tambien sospechas algo, los hombres no quieren ver estas cosas, pero nosotras las olemos desde kilometros de distancia (decia Dalia) Yo creo que pronto estaremos en guerra..
.- Guerra! que barbaridades estas cuchicheando!.. "guerra" por el amor de dios! (decia Jacob, que venia a enseñarle su retrato a su mujer, Alissa) ya me gustaria encontrarme con uno de esos mal nacidos, "guerra" seguro que los polacos les darian una buena patada en el culo!
.- Jacob! No te alteres que no es bueno para tu salud, el medico te dijo que nada de sobrealterarse..
.- No estoy alterado.
.- Si claro...¿te tomastes las pastillas?
.- Antes de subir al tren..
.- Claro que si... con una copa de coñac...
.- bueno... no tenian agua en ese momento..
.- Si claro... 
.- No tenian agua en ¿el bar?
Alissa, la mujer de Jacob lo conocia muy bien. Entre su hermana  Dalia y su prima Bitia se reian de su marido con buenas intenciones. Sabian la mania que les tenia a los nacis.
Jacob y Alissa, eran los padres tutores de Pedro. Los autenticos padres, murieron por la enfermedad de la tuberculosis hace 3 años, Jacob, hermano del padre de Pedro se habia hecho cargo de el durante un tiempo. Pero, el niño necesitaba otros aires, otro tipo de paisajes que no le recordaran a sus padres. Asi que lo llevaban a unos antiguos primos en Polonia, donde en una granja, Pedro podría crecer sano y fuerte. A pesar de eso, Alissa no le parecia buena idea, pero dada la situación en españa y despues de la guerra civil que se estubo viviendo alli, tal vez era buena idea que todos se fueran a vivir a la granja de sus primos. A pesar de ser Judios sefardies, en Barcelona, sus vidas y propiedades se habian mantenido de una forma camuflada tanto para los republicanos como para los nacionalistas. El don de gentes de Jacob y la habilidad de caer bien tanto a los capitanes de la guardia civil como para los que se escondian en sus campos y montes, les habia proporcionado durante la guerra, un estatus social importante. Pero las cosas, cambian y lo que parecia ser que no se pudiera perder, desaparecio de la noche a la mañana por unos de los descubrimientos por parte del los nacionales; una noche, cuando todo el conflicto habia llegado a su fin, fue descubierto un zulo republicano, unas de las guaridas donde se escondian las armas y Jacob, tubo que huir con el rabo entre las piernas y dejando toda su fortuna en la capital. Gracias a una casa de campo en Camprodón, la casa de Bitia prima de Alissa, donde alli permanecieron hasta que decidieron irse a Polonia por la gran escasez de recursos agotados por la guerra civil española.
Lo que no sabian, es que en la proxima estacion en la misma capital de Varsovia, los nazis estaban cerrando las estaciones y todas la fronteras; nadie podia salir de Polonia, y nadie podia entrar.
A la altura de Radom, el tren comenzo a ir mas lento.
Habia un cruce de vias a unos kilometros de alli, entre Radom y Varsovia. 
Todos los viajeros se quedaron sorprendidos al ver ese "otro tren" con bagones macizos y sin ventanas. Lo mas sorprendente y escalofriante era que aquel tren era tremendamente largo y todos los vagones cubiertos y sin ventana alguna. Era muy extraño....¿por que daban prioridad a aquel tren de carga y no al de pasajeros?
Jerman, se quedo paralizado. Aun podia recordar como tiempos atras, muchos de sus amigos fueron llevados y obligados a entrar en uno de esos trenes cuando la primera guerra mundial habia comenzado. Cuando aquellos telegramas obligaban a los alemanes residentes en Francia, a dejar sus familias e inscribirse en el ejercito del general Ludendorff. Un tren similar les esperaba en las estaciones francesas. El ex soldado se preguntaba ¿que pinta aqui un tren aleman?
Fuera lo que fuera, Pedro que habia cojido el carboncillo y habia hecho un dibujo de unas de las personas que observaba el tren pasar, habia hecho despertar la curiosidad de Jerman. El hombre cogio el dibujo y pudo apreciar el talento del niño.- ¿Pero... como es posible?.-
Pedro miraba al suelo arrepentido de haber cojido algo que no era suyo, especialmente un carboncillo pequeño y un legajo de papel rallado por detrás. Sin embargo, poseia toda la fragancia y delicadeza que el mismo Jerman habia estado buscando toda su vida. Un simple niño, habia hecho mas que el, durante 20 y largos años.
.- Tienes talento, chico... (dijo con voz extranjera)
Jerman, le probo otra vez..- dibuja esto.- le dijo.
Al fondo del bagon de madera, una joven mujer bien vestida, se retocaba el rostro. Su belleza y rareza se manifestaba como "modelo especial y prueba".
Pedro cojio tembloroso el nuevo lienzo de papel y un carbonzillo degastado. Su tio Jacob, se habia percatado de lo ocurrido y espero lo que parecia ser una leccion de modales. O.. ¿no?
Como era de esperar, a Pedro no le salia el dibujo. Jerman intuia que era mero nerviosismo... Asi que se acerco al chico y le dijo:
.- ¿Que ves?
.- A... una mujer (dijo Pedro, mirando a Jerman a los ojos y con los hombros encojidos)
Todos miraban ahora la nueva atraccion de feria, queria pensar en otra cosa y no en lo que acababan de ver pasar por las vias.
.- No... me refiero a lo que tu ves.
El niño trago saliba. Miro al papel y con sus deditos mediojugaba con el carboncillo.. Miro de nuevo a Jerman y este afirmo con la cabeza sonriendo a Pedro.- Dibuja.-
Como se podría explicar...
Esas cosas que muy pocos saben ver, pero que para muchas personas forman parte de la vida. La magia, su esencia luminaria en forma de simples trazos en el tiempo y en el espacio, Pedro veia lineas en el aire que fragmentaban la vision en proporciones precisas de lo que sus ojos veian en ese mismo instante. La doncella, lo miraba sonriente. Pedro, perdia su poder por verguenza a aquella mirada. Jerman, le decia al oido con su voz extranjera.- no pienses...respira hondo...deja que todo fluya como el agua de un riachuelo....-
Pedro, cerro los ojos. Todos estaban contemplando al niño. Este respiraba ondo, durante tres veces...
Jerman, le dijo: .-...ahora.-
Las pupilas de los ojos comenzaron a dilatarse de tal forma, que todo lo que pasaba a su alrededor iba en camara lenta; una mosca que pasaba por alli mobia las alas muy lentamente y dejaba una especie de luz luminosa como si fuera un trazo en el aire. Pedro, que veia ahora a la mujer con un detalle experimental y perfecto, comenzo a dibujar con su mente una especie de lineas auxiliares que ni si quiera el mism comprendia. Pero esas linias transparentes estaban alli, fragmentando la imagen en una proporcion auria.. veia la textura de su vestido de lana e incluso los nudos de la lana, la suavidad de su piel rugosa y sedosa, los labios y sus formas, mas claras que la luz del dia.
Al despertar de esa prueba, Pedro parpadeo los ojos.. su tio Jacob, estaba asombrado..- ¿Que pasa?-. se preguntaba  el mismo.
Todos se pasaban el dibujo, miraban despues al jovencito talentoso de una forma asombrosa y sorprendidos. La joven dama, se levanto para entregarle el dibujo a Pedro una vez que le llego a sus manos.
Pedro no entendia nada.. hasta que la mujer le enseño la maravillosa fotografia pictorica realizada por sus propias manos.
En aquel instante, el silvato del tren comenzo a alertar a los pasajeros de la proxima estacion.
Varsovia estaba plagada de nazis.
En el vagon, donde se encontraba Pedro, los pasajeros comenzaron a ponerse nerviosos, y lo que habia sido un viaje de buenas compañias, comenzo a ser un vagon de autenticos animales; todos se apresuraban a buscar sus visados, empujandose unos a otros... Alissa llamaba a Pedro. Pero este era empujado hacia atras y junto con todas las cosas de Jerman que caian al suelo y al mismo tiempo eran pisoteadas. El caos, se apodero de aquel bagon, por ver a una guardia de alemanes en el anden.
Jerman, cojio a pedro. Sabia que iba a pasar. Habia escuchado muchas cosas sobre "el partido nacinalsocialista" y no digamos de la conocida "SS". Asi que cojio lo poco que pudo de sus cosas y al chico de la chaqueta y por detras.
Pedro, pudo contemplar como muchos de los trabajos de Jerman eran pisoteados sin escrupulos; lo que antes parecia ser mas radiante que las flores, ahora eran migajas para puercos. Pero, entre aquellos legajos pisoteados, pudo ver una lamina muy curiosa... "una especie de niño llorando"y con un realismo sorprendente.
Jerman y Pedro, se escondieron en unos de los tablones medio abiertos del bagon. Nadie se percato de que ellos dos se habian escondido alli. El caos en aquel bagon de tren, no habian hecho desaparecer al retratista y al chico como arte de magia. 
Alissa y Jacob, se miraron asombrados y preocupados.
Al entrar un soldado de rango especial con el simbolo de la svastica en el hombro y con gorra de capitan, se alibiaron por aquella desaparicion de Pedro.
Afuera, al mismo tiempo, iban poniendo en el anden en fila a los pasajeros. Después de una orden, disparos a bocajarro.
El capitan, miro a cada uno de los pasajeros. Uno se acerco y le enseñaba el salvoconducto. Pero este, sin escrupulos mobio la cabeza y dos soldados comenzaron a puntar a todos los presentes de aquel antiguo placido bagon.
Jerman, tapaba la boca a Pedro, mientras con ojos llorosos veia como asesinaban a toda su familia.
Pero la suerte, no parecia estar de su lado. Pues uno de los soldados descubrio el escondrijo. En aquel instante, Jerman salio, pero antes le dijo a Pedro.- Eres mi hijo, diles que eres hijo mio!.-

Los dos entraron en una especie de sala, existente en la misma estacion. Era como una especie de despacho, recientemente confiscado por el ejercito naci. El mismo capitan del bagon, entro en aquella oficina y una vez quitandose los guantes de cuero negro, pregunto a Jerman...
-.* asi que es tu hijo*...
.- *Si señor, yo servi con el general Ludendorff, señor*
.- *Vaya!,.. como es que no estas en filas, soldado!*
.- *A eso vine señor! cuando me entere que el fürher tenia intenciones de invadir Polonia, coji lo poco que tenia para alistarme, señor!*
El capitan, no se lo creia... pero veia en el un gran soldado con experiencia. Que equivocado que estaba, si supiese la verdad... Pero, le convencia, sus manos grandes y fuertes desgastadas por el tiempo, como si hubiera dormido durante dias con un fusil. No lo creia, pero sus marcas y tatuajes grabados en el hombro, asi lo afirmaban; pues no era un soldado cualquiera. 
Sospechando... se quedo callado. Nervioso por no saber que hacer, llamo con uno de los guardias para que los vijilase. En la otra sala, parecia haber telefonos y mientras que el capitan hablaba por la linea con algun  jefe de la operación, Jerman aprovecho para hablar con Pedro.
.- Escuchame atentamente. Ahora no hay tiempo... tienes que confiar en mi. Chico tienes mucho talento, pero no se como ayudarte, lo mas seguro es que me alisten en primera linea y que no nos volvamos a ver nunca. Ellos te mandaran a Alemania. No hables! aprende el idioma, di que eres mudo,... o asi se lo diré yo... o... dios! que estupidez!... no hay tiempo... y no... no... se como salvarte la vida...
Los ojos de Pedro, estaban rojos y a punto de llorar.. su boca temblaba de miedo. Jerman lo abrazo como si fuera un hijo suyo.- debes ser fuerte, chico... toma esto.- Le entrega la medalla de la imagen de una virgen.- esto te protegera... (ahora era el que no podia aguantar sus lagrimas. Le recordaba a Lugong, su hijo de 5 años)
.- *¡Listo, her Whür!*
El capitan habia terminado de hablar por telefono. Jerman asintio con la cabeza.
.- El niño... (Pregunto Pedro, por curiosidad)
Jerman, estaba sorprendido, ¿de que estaba hablando?
.- El niño de la lamina.. ¿quien era?
El capitan, sorprendentemente le señalo que lo respondiera, aunque no sabia que le habia preguntado a su supuesto padre. Jerman, recordo por un momento un escalofriante encargo y la verdadera razon de por que estaba alli en ese tren y en ese bagon. Sin contestar a pedro, se dirijio al capitan y le entrego el maletin con las laminas dentro...
.-* a cambio de su vida...* (dijo mirando fijamente al capitan)
.-* Por supesto.. her Whür... (dijo el capitan nazi, mientras veia como dos soldados se llevaban a Jerman. Despues le dijo) espero que este todo dentro? Himmler esta muy impaciente de ver sus encargos... her Whür...*
                
                                       *         *         *