sábado, 15 de noviembre de 2014

HISTORIA I: La reina de la lluvia. Capitulo 20

(Narrador)
Cuando somos mayores, comenzamos a comprender el rol de esta vida; nos levantamos cada mañana e intentamos hacer todas aquellas responsavilidades  lo mejor que podemos. Sin embargo, cuando sabemos que algo hemos hecho mal, nos hace retroceder hacia atras, y es que por muy poco valor emocional que tenga para los demás, para nosotros representa una parte de nosotros, la cual no hemos podido declarar y plasmar en el mundo en el que vivimos. El saber hacer las cosas bien, ese tipo de cosas que solamente dependen de ti, representan una formalidad de demostrarte a ti mismo/a como persona que eres, en una sociedad que cada dia se deja cosas en el camino, por el simple hecho de ir mas rapido que los demas. Pero si no llegas a saberlo hacer, la respuesta puede ser tajante y letal. El juicio psicologico y nuestra mente,nos judga sin recordarnos las cosas que hemos hecho bien, y nos olvidamos de  que cualquier persona, francamente, es al fin humana; Todos podemos equivocarnos y creer que hacemos bien en hacerlo. ¿Pero a caso no se trata de eso? de hacer las cosas lo mejor que podamos?
Cuando un niño pequeño rompe algo, sin querer, delante de ti; te mira, se cuestiona ¿que debo hacer?; me callo? o se lo digo?. El miedo, se origina en ese fragmento de tiempo.  Depende tanto de nosotros, que ese simple "Miedo" no acabe por dominarlo durante todo y delicado proceso de crecimiento. El valor, nace en esos momentos, en que el adulto (nosotros) le hacemos entender; Que todo tiene solucion. Ese miedo, sin se controla, crece y crece oculto en algun rincon de su mente joven. Es como un ser, que puede acabar por dominar sus impulsos y especialmente en la pubertad. Es como un pequeño problema, al cual no se le da importancia, pero que cuando ocurre algo en su vida, se torna mas fuerte y poderoso y acaba por dominarlo. En el momento, en el que se hace entender "que todo tiene solucion" es cuando en su mente comienza a nacer "esa chispa" de "valor", pues una nueva postura psicologica en esa pequeña mente, comienza a nacer...
Los que tubimos padres en nuestra infancia, sabemos, de alguna forma, que la vida a veces nos va aponer a prueba. Sabemos, que cuando nuestro corazon es dañado y quebrado por cualquier tipo de circunstancias, al final; hay que seguir a delante, aunque eso, nos duela en  lo mas profundo del alma: La vida sigue, y  mientras respires y te mantengas en pie, ofrecete la oportunidad de que la esperanza vuelva a mirarte a los ojos.
"Todos, nos podemos equivocar...  lo que sepas hacer hazlo bien y lo que no hazlo con amor y respeto"

                                             "3º Specchi"

(Florencia 1490)

Un niño, corria por los tablones mojados de agua salada, hacia el empedrado puerto de Florencia. Mercaderes, por los lados de las edificaciones florentinas; telas, carnes, frutas de todos los rincones de la europa conocida, inciensos y hierbas secas para infusiones... La sociedad florentina, se desenvolvian entre charlas y tratos comerciales, mientras que una madre Joana, llamaba a sus dos hijos que jugaban una vez salido del navio..- Esteban!!! Marlot!!!.- Les llamaba la joven madre.

Joana era una mujer Danesa, casada con un mercader Tom, de la tierra de gran bretaña. Ambos no poseian una vivienda fija, pues consideraban el navio, como su propia casa; un cascaron de maderas nobles y resistentes como los que fabricaban los antiguos vikingos. Un vehiculo que les proporcionaba el calor de un autentico hogar. Joana, le gustaba el mar, y sus padres tambien habian vivido asi durante muchos años; comerciar entre puerto y puerto con telas y vinos, lo que les proporcionaba toda aquella felicidad. ¿Que mas pudieran desear? Los niños aprendian lenguas, y la dura disciplina del mar. Joana ojos azules claros y cabello rubio y resplandeciente como el sol, tenia todo el tiempo para dedicar su vida a su marido Tom y a sus hijos Esteban y Marlot, dos pequeños que no cesaban de jugar, rubitos y con los ojos de su madre.
La familia habian anclado, en el puerto florentino a vender las telas que habian comprado en Flanders.
Se les veia tan felices, difrutaban de todo momento. Joana, no habia tenido un pasado muy bueno, en su tierra, los hombres solian aprovecharse de las mujeres como ella, pero alli estaba Tom, tan apuesto y fuerte, una verdadera historia de amor las suyas. Nada que ver con la historia de sus difuntos padres, los cuales y como era tradicion, se habian casado en la edad de 10 años para mantener las posesiones y territorios ingleses, una boda forzosa. 

Joana, observaba las telas de las paradas del mercado. Sonreia a su esposo, mientras agarraba a los dos pequeños alborotados. No faltaban miradas, las cuales se reclamaban un beso. 
En ese mismo instante, en el que se iban a besar Joana y Tom, Esteban cruzaba la calle en busca de un gato que se habia escondido debajo de las bandejas de pescado. Un carroaje con caballos alborotados y nerviosos, estaban dirijiendo todo el peso del vehiculo hacia la direccion del niño. Los gritos de las doncellas, alertaron a Joana, y sin llegar a tiempo...entonces...
El tiempo se paro!
Todas las personas se quedaron quietas y congeladas; las moscas que voloteaban por el pescado, las bolas de cuero de un malavarista, el disparo de uno de los soldados y guardias del puerto florentino se habia quedado quieta y flotando en el aire, las palomas, que en una de las cornisas estaban apunt de salir volando, habian quedado conjeladas y para lizadas...
En uno de los edificios cercanos a la zona en donde estaba, Joana y Tom, en una de sus habitaciones, cuya ventana ofrecia el majestuoso vistamiento de todo el puerto, dos hombres en la puerta de aquel aposento, se habian quedado conjelados tambien; uno era el padre de Elisa, que estaba hablando con el medico del problema de su hija y se habia quedado con la mano arriba, como si intentase explicar algo, el medico que se aguantaba el menton, como escuchando y las cejas bajadas intentando comprender. Todo estaba parado. Y la habitacion de Elisa, solo habia silencio.
En uno de los muros, una especie de raya luminosa, se atrevia a dibujar una puerta. Como si fuera un sueño, una mano empujaba los ladrillos, lo unico que no se habia parado. De aquel lugar, o puerta de otros mundos, de aquel arte de magia incomprensible para la mente humana, pero muy sutil para aquellos que comprenden los sueños. Un joben con una tunica y dos armas en la espalda, sacaba a la bella Elysa dormida placidamente del mundo de las hadas o de las entrañas del mismo infierno.
Argos, se tomo un respiro. Mientras que recuperaba su estado, bservaba el mundo de los hombres....- como habia cambiado todo.- se decia para si mismo. Miro a Elysa y la incorporo en la silla de madera. Le miro,... no sentia nada... ¿habia perdido la habilidad tambien? Despues de todo...no es la primera que saca de la guarida de esos indeseables, esperando en cada momento en que alguna o alguno caiga en sus redes... La volvio a mirar. Con su mano cansada, le intento tocar su mejilla... A pesar de todo, a pesar de la vida que llevaba desde hace miles de años, aun no tenia el valor de acariciar a una dama. Ya no recordaba que se sentia, pero si sabia que proporcionaba cierta satisfaccion, sentir la sedosa piel de una mujer con el filo de sus dedos, manos agarrotadas por tanto uso de las armas en lugares olvidados por los mismos dioses. Pero queria saber, que se sentia... y en el momento de aproximarse, su mano se cerro y el acto quedo anulado. Como si una maldicion corriese por sus venas, como si el mismo destino le cerrase esa posibilidad. La mision, le pesaba... cada vez se hacia mas insoportable.
Asi que, no se lo penso, e hizo lo que era su labor, mirarle los ojos.
.- bien...(respiraba hondo, para recuperarse) vamos a ver...
Levanto los parpados de los ojos de Elysa. 
.- Lo que me suponia... negros como la noche.-
Miro las palmas de sus manos, y las polvoreo con una especie de tierra suave y cristalina, en ellas habian escritos simbolos que solo los que vivieron en tiempos de Arcur, podían comprender..- Al parecer os maldicieron cuando erais pequeña,.. ¿que extraño?... ¿por que siempre es lo mismo? Es como si seleccionasen desde pequeños, para después una vez ocurrido lo inevitable, ellos viniesen a recojerlas,... como al ganado....-
La ultima parte, tenia que quitar la blusa, para poder intervenir y apreciar el corazon.- Todas tiene el corazon destrozado ¿por que?.- 
Argos habia aprendido muchas cosas, viajando de un lado para otro. Seguia la pista de las intenciones de aquella entidad. Pero nunca lograba encontrar el modo de llegar a localizar el espejo oscuro. Asi que se dedico a a intervenir en sus victimas, no podia salvarlas a todas y a todos, solo aquellas que aun mantenian... cierta esperanza. Sin embargo ultimamente, las acciones eran mas precisas y mas sutiles que en otras epocas... si no fuera por lo que sabe.... Aquella entidad se hacia mas fuerte con las decadas y muy pronto sabria como intervenir en las mentes de los mas desquiciados y poderosos. Tenia que hacer algo..pero.. ¿el que? 
Argos, desde la caida de la entidad del espejo en tiempos antiguos, se habia asegurado que ninguno de sus subditos fuera capaz de maquinizar otra vez, la posivilidad de volver al mundo de los hombres. Pero lo que Elysa representaba, es que estaban planeando algo muy grande y la humanidad no estaba preparada aun.
.- Aun... no.- (se decia, mientras miraba a Elysa)
¿Que podia hacer?
Solo habia algo, que el arcuriano podia hacer..- sino puedes enfrentarte algo, aprende como hacerlo.-
Argos, se saco una especie de piedra blanca y perlada. Provenia de la escama de un dragon en el monte de Etron, cuando acudio a los brujos para consultar la forma de destruir el espejo negro. Una piedra, cuyo poder, haria retumbar todo y cada uno de los pilares de la sociedad humana. Una piedra, que proporcionaba la esperanza de cambiar las cosas creando una alternativa paralela. 
¿Por que a Elysa?
No lo sabia... Argos comenzaba a estar cansado, de correr y salvaguardar su vida en el mundo de los dioses. Para el y aquella tiza perlada, era el modo y el salvoconducto para llegar a la entidad del espejo negro. Pero por cada año que pasaba, era una guerra que los hombres perdian, pues poco a poco, la entidad oscura se apoderaba de mas y mas doncellas y jovenes, hijos de personas influentes en personajes de poder social y eclesiastico.
Miro la piedra o escama  perlada de dragon y se la puso entre las manos de Elysa... No sin antes recitar el verso de traspaso de poderes; 
"No importa quien seas, ni aquien sirvas, ni aquien ames, lo que sepas hacer, hazlo bien y lo que no hazlo con respeto y amor. Una piedra para saber que todo es posible ....- (Argos beso en los labios de Elysa que dormia placidamente, al cesar.. el joven Argos finalizo)...y este beso para que recuerdes por que estas aqui

En aquel momento, Argos ansiaba sentir algo, pero no fue asi. Su destino era mas complizado de comprender incluso para el mismo.
El brazalete, comenzó a iluminarse, como tantas veces...
Habia llegado la hora, de irse y de formar parte, otra vez, del mundo de los hombres, despues de varios miles de años. La piedra, escama de dragon perlado, tiza perlada y rodada le permitia franquear las barreras del espacio y el tiempo. Ahora, no poseia tal instrumento y debia de saber vivir y ocultarse entre el mundo de los hombres.
La tiza perlada, no podia ser utilizada por otra persona, para ello Elysa debia de saber "la frase y el traspaso de poderes". Argos, sabia lo que hacia. Cuando llegara el momento, buscaria la tiza de nuevo para poder enfrentarse a la entidad del espejo. Pero de momento, debia de ser asi. Y con eso bastaba.
Argos salto por la ventana, donde la bella Elysa vio como el cuerpo de su amado se desangraba. Corria, por que el tiempo que habia conjelado todas y cada unas de las personas comenzaba a moverse muy lentamente..
Cruzando por una de las calles del puerto, Argos sintio un golpe en el corazon. Como si una flecha le hubiese atravesado el pecho. El dolor era insoportable. Argos se arrastraba entre las paredes e intentaba esconderse del peligro eminente; la puerta de la pared estaba aun abierta y solo se cerraba cuando la magia de la piedra perlada cediese su fin. Asi que en ese momento, Argos intentaba esconderse, pero de repente "pum" otro golpe! ¿que era aquello? 
Argos miraba por todos los flancos, pero lo unico que veia era personas que comenzaban a moverse y lo mas interesante, como un carro estaba apunto de atropellar a un niño. Argos intentando moverse como podia.. ¿tal vez la magia de la piedra perlada le estaba afectando ahora a el tambien?
Argos luchaba con aquel dolor, pero se caia al instante.
El carro de aquellos caballos alocados, cada vez se mobia con mas normalidad. Si Argos queria salvar la vida de aquel niño, debia de darse prisa.
Pero entre aquellos momentos intensos, vio el rostro familiar de una mujer que miraba al niño. "Pum"! ojos azules y claros como el cielo despejado, cabellos dorados como el sol...
En aquel instante!, el tiempo que se habia parado, siguio su curso, las manillas del reloj se mobian con normalidad. Joana y Argos, se miraron por unos momentos. El niño, empujado por el joven arcuriano, se dio de bruces con la parada de los pescados. El carro, se llevo arrastras al joven Argos hasta una manzana mas hacia delante. Las personas, sorprendidas, daban gracias a dios por tal noble azaña y tan mala suerte del joven por no poder presenciar tales honores.
Joana, se quedo pensando ¿de que lo conozco?
                                       
                                      
Elysa habria los ojos. Pero antes los parpadeo y de cada parpadeo sus ojos se tornaban claros y serenos.
En sus manos, una especie de piedra muy blanca y perlada.
Sus labios, estaban humedos, como si alguien le hubiese ofrecido un beso. En su mente, preguntas sin contestacion.
.- ¿Querida? (El padre de Elysa, vio com se mobia su hija)
.- Padre..
El asombro del medico fue explendido; los ojos ya no los tenia negros! y la cara estaba como rejuvenecida!.- Elysa.. vuestro rostro..- decia el medico asombrado..- al parecer la brisa del mar os ha venido muy bien..-
.- ¿Como os encontrais? (dijo su padre)
.- Padre...tengo hambre..
.- ¡Es fabuloso! (Dijo el padre) Traed la comida de este mediodia! (gritaba a los sirvientes) Pero... se puede saber donde estais!... no te preocupes pequeña!... mi hija! creia que te habia perdido...
.- Padre... tambien quiero pediros algo...
.- Claro! claro... pero... donde estan estos olgazanes! (Gritaba desde la habitacion nupcial de Elysa el padre a los sirvientes, que estaban afuera por que habian atropellad a un joven) 
.- Padre... 
.- Dime, que quieres mas... ¿un vestido? unos zapatos nuevos?... por dios que no te obligare a casarte... dime que quieres..
.- Quiero que me hagan un retrato
.- ¿Un retrato? (dijo el medico. El padre y el medico se miraron)
.- Si, siento que tengo ganas de que me pinten, me siento...¿feliz?
El medico, mientras que el padre abrazaba a su hija, se quedo mirando como Elysa tenia una especie de piedra perlada.
Le recordaba a una antigua leyenda.

                                     *          *         *
(Actualidad)
.- ¿Has encontrado algo Sussi? (dijo, Juan entregandole un cafe bien caliente)

A pesar de estar atrapados "quien sabe donde", el internet, parecia funcionar bien, al igual que la luz y el agua de aquel antiguo hospital de tuberculosos. 
Sussi se tocaba la medalla plateada de su padre "Pedro" cuando se sentia muy perdida. La virgen de Montserrat, le habia ayudado mucho a su padre en tiempos dificiles. Un talisman, que le permitio llegar a Francia sano y salvo, cuando los nacis ocupaban Polonia en la segunda guerra mundial. La medalla plateada, concedida de un hermitaño de la localidad montserratina a un ex soldado aleman que pintaba los montes rodados de la sierra catalana. El aleman, se lo ofrecio a Pedro cuando tan solo tenia unos años de edad en Varsovia en 1939. Muchas veces le salvo la vida a su padre... y precisamente, cuando le encargaron la restauracion de un specchi de un niño llorando, unas horas antes le habia ofrecido la medalla de la virgen. Le hechaba tanto de menos...
El hubiera sabido como salir de esta, todo esto le quedaba demasiado grande para Sussi. Pedro habia sabido como convivir con esos nacis, incluso estubo delante del mismo Führer en una ocasion. Sussi se reia silenciosamente, como recordaba que su padre Pedro le explicaba que ni siquiera el mismo Adolf supo que el era judio sefardi. Que gran hombre... como lo hechaba de menos..
.- Sussi, lo tengo! (dijo Jordi que buscaba por la red, alguna evidencia sobre el simbolo que habian presenciado en aquella horrorosa sala.) En el interior de la Esfinge encontraron entre varios pergaminos piezas muy valiosas de oro y lapislazuli una especie de moneda muy antigua. Los cientificos hicieron la prueba del carbono 14 y ¿sabes que? no saben de que epoca es, creen que pudo ser anterior del imperio Persa y otros que formo parte de alguna epoca en el imperio romano, por su estilo y arte escultorico...
.- Y el carbono 14 ¿que dice? (dijo Juan)
.- Que data mas de 12 mil de años, y que la ciudad se llamaba "Arcur".
.- !Eso es imposible! (Dijo juan, que se estaba liando un cigarro) que collons! No puede ser!
.- Tranquilo Juan, las piramides de Giza datan de 10 mil años, no me extrañaria que fuera cierto. (dijo Jordi)

Habian decidido entrar todas las cosas dentro. Después de que Jordi patalease como un niño, la decision de Juan y Sussi de entrar todo el equipo dentro del complejo. A pesar de todo, la sala del comedor era la mas tranquila y pacifica de todas las estancias.
El equipo, peligraba afuera, y lo mejor seria agrupar todas las pertenencias. ¿quien sabe? lo que podria pasar.

.- Wuay!, ha llegado el plano del edificio! (dijo Jordi)
.- Aun mantienes tus contactos... (Dijo Sussi)
.- Bien, vamos a verlo (dijo Juan)

Lo que mas interesaba del edificio, era la parte antigua. Desde la sede de la mismo ayuntamiento de barcelona, la seccion de historia y arqueologia antigua, le habian proporcionado a Jordi un plano muy antiguo datado del siglo XVI, sobre lo que fue una especie de castillo oculto o como decia Sussi, un autentico Mausoleo. La planta central y rectangular, estaba compuesta por 7 brazos hacia arriba, es decir; 3 pasillos a cada lado de la planta y un pasillo central que llevaba a una especie de sala redonda.
.- Lo veis!, os lo estaba diciendo... es un Minorá.
Sussi cojio la pizarra de los chinos y con la luz de la antorcha de gas, comenzo a dibujar un croquis a mano alzada.. Juan y Jordi miraban como Sussi dibujaba de una forma rapida y precisa, como ansiosa de contar lo que ella estaba averiguando..
.- El minorá es el candelabro judio y se compone por 7 brazos.. vale!... nosotros comencemos aqui, en el septimo, que representa "temor a dios" y en la estrella aparecia el nombre de "levietan". El siguiente cuadro y pasillo era "conocimiento" donde en la estrella aparecia el simbolo de la moneda que encontraron en la esfinge en Giza con el nombre de "Arcur".. ¿Me seguiis? bien! Jordi dime lo que representan cada brazo.
.- eh... sip! (dijo mirando desde su ipad) ¿com te lo voy diciendo?
.- Asi, por este orden, el siguiente pasillo..
.- Seria el quinto; representa "Poder", el cuarto "Consejo", el tercero "inteligencia", el segundo; "sabiduria" y el ultimo..
.-... "El brazo de dios"... (dijo Sussi para sus adentros)
.- Si, "el brazo de dios"

En aquel momento, las paredes comenzaron a resonar como una caja de musica. Sonido, que hacia temblar los sillares de las paredes. Ensordecedor y molesto, rapidamente cojieron sus linternas como podian y se dirijieron a la entrada del centro hospitalario. Los oidos, les pitaban y no se escuchaban entre si. Mientras corrian por unos de los pasillos hacia la salida, se veia como las paredes bajaba una especie de oscuridad a ambos lados. Como si la nada estubiera deborando la existencia real. Acojonados y cagados de miedo se encontraban justo antes de llegar a la puerta de salida cuando de repente, todo se tiñio de oscuro. La puerta habia sido deborada por aquella especie de manto negro. Sol existia la iluminacion de sus linternas que comenzaban a parpadear.
.- Joder! no! (Dijo Jordi)
.- Pero que... "collons" (decia Juan, al darse la vuelta y ver como un grupo de niños separados entre si y firmes, les estaban observando. Sus ropas, muy especiales y claramente detectables en cuanto a epoca y momento de la historia. Los mismos vestuarios que se le pusieron a los judios en los campos de concentracion en  Auswitch)
Sussi no podia creer lo que estaba viendo. Niños de 4 y 5 años, plantados delante de ellos con sus cabecitas rapadas al cero y los atuendos autenticos de los campos de concentracion naci. Sussi, Juan, y Jordi y iluminaban temblorosamente las caras de esos niños con la cara bajada mirando al suelo.
De repente! comenzaron a mirarles a los tres, muy lentamente... primero se oia llorar al fondo, y poco a poco el "lloro" iba en augmento, hasta que comenzaron a gritar, deformando su mandibula y alargandola hacia abajo, de sus ojos negros, lagrimas negras que cubrian y encharcaban toda la estancia...
Juan, el unico que podia moberse, intentaba encontrar el pomo de la puerta. En ese momento, pudo habrir la puerta y salir primero.
Los cuerpos de los niños fueron disipandose en cenizas con la entrada de la luz del sol.
Sussi en cuanto pudo moberse, se dirijio detrás de Jordi que tambien salia por la puerta. Pero Sussi, como un acto de reflejo intento cojer su medalla plateada, la cual no estaba en su cuello. Por mas que estubiera cagada de miedo, se dio media vuelta y entro otra vez. Entonces uno de ellos, una niña en especial le ofrecia la medalla a Sussi antes de que se transformara en cenizas como los demas. Aquella escultura grisacea y humana se disipaba en el aire aun manteniendo la medalla de su padre.. Sussi la cojio sorprendida y mientras que escuchaba .-  por fabor !Ayudanos!.-
El temor, se transformo en sentimiento. Sussi veia como aquella pequeña se la llevaba el viento fragmentada en miles de fragmentos volatiles, luminosos como pequeñas brasas rojizas que voloteaban en el aire.
Sussi, se fue retirando a la salida, de manera de espaldas sin darse cuenta de que Juan y Jordi, no habian bajado de las escaleras de piedra.
.- Sussi?... no mires... no te va agustar
.- ¿Como?... 
¿Que podria ser peor que aquello?
Jordi, Juan y Sussi, se encontraban en las escaleras de la entrada; pues todo lo demas habia desaparecido! Ni jardin, ni coches, ni cielo, ni tierra, se hallaban solos en un gran abismo.
                                              
Sussi cansada de tantos sustos entro en el recinto de nuevo. Con mas pelotas que un toro pura sangre y semental, cruzo todo el recinto, cojio sus herramientas de trabajo y se dirijio al tercer cuadro. Juan y Jordi la seguian asombrados.
Durante el camino hacia el lado antiguo, salian pequeñas cosas paranormales, que se le cruzaban en su camino, pero Sussi estaba arta de toda esta mierda y de fantasmas. La presencia de la niña le habia llegado al corazon, asi que se puso delante del tercer cuadro.
Lo sorprendente fue cuando aquel supuesto specchi revelaba un cuadro muy famoso en la actualidad, pues el mismo cuadro de la "mona lisa" se presentaba sonriente ante los ojos de una Sussi molesta y con ganas de cargarse a alguien.
Juan y Jordi, intentaron pararla, pero no pudieron hacer nada, pues Sussi con uno de los martillos de Jordi para montar las instalaciones, abrio el cuadro por el centro.
Entonces, una piedra cayo al suelo. Juan la cojio asombrado por su peculiar forma y color blanquecino y perlado.
.- Y bien! que es... (decia Sussi respirando fuertemente e intentanto recuperarse de su nerviosa actuacion.)
.- Nunca habia visto nada igual... (Dijo Juan)
La calma, por arte de majia reino en aquel momento. La sensacion de mal rollo y de angustia, se habia disipado con la aparicion de aquella piedra en forma ovalada. 
Pero lo mas interesante, es que Juan miraba a Sussi de una forma muy extraña..- Juan... hacia tiempo que no me mirabas asi..-
.- Es que... me siento... muy bien...

                                 *         *         *