sábado, 13 de diciembre de 2014

HISTORIA I: La reina de la lluvia. Capitulo 24 "Cuidado"

(Narrador)
Una simple hoja en el oceano; fragil y a merced de los posibles acontecimientos. Sustentada por la gran masa de agua salada, suspendida por su delicada arquitectura vegetal y seca, contemplando el imenso cielo azul con sus pasajeras nubes de algodon por el dia, y por la noche la magica cortina de las estrellas y los misterios del universo. "La clara expresion del equilibrio" entre los mas colosos y el simple.
Ese momento, en ese mismo instante, en que "lo fragil" forma parte de todo tipo  grandezas; el oceano, el gran gigante acuoso y salado, y la imensidad del cielo, ante la fragil superficie de una hoja seca que flota a la deriba. Ese punto, esa base de la hoja, sostiene toda la fuerza de todas las cosas.
Por debajo un mundo repleto de seres mucho mas capaces y fuertes que la arquitectura y nervios de la hoja seca, y por encima todo el peso y el poder del universo. Ambos, sustentados por la delicada base de una simple hoja seca, "la columna vertebral de todo lo existente.
La hoja seca, si se hundiera, la razon y el caos volveria a presentarse como antes.
Si se mantiene firme y navegante, el abismo irremediable y la oscuridad obsesiva de los poderes naturales, se mantienen a raya: la "conca" de la hoja recoje el peso y  la transparencia del basto cielo. Su base, mantiene la fuerza y rabia del poder de las aguas capaces de derrocar al mas grande de los imperios. Una caricia incomoda de la naturaleza ante el coloso mas temible del cosmos, y un beso eterno y vacio ante los infinitos cielos.
La verdadera expresion de quien verdaderamente gobierna el unierso. La fuerza radica en las cosas mas pequeñas.

                                                             "Cuidado"

(Hospital de Santa Maria)
(Actualidad)

No podian creerlo... El padre de Sussi estaba delante de ellos; con vida y en carne y hueso. No era una de aquellas horrendas entidades que les habian perseguido durante la estancia en aquel hospital de tuberculosos, aquella figura era muy distinta y real. 

Desde siempre Sussi, habia pensado que su padre Pedro, habia desaparecido cuando ella tan solo tenia unos 10 años de edad. Siempre le habian dicho que .-que el no estaba con nosotros-.
.- Pa.. pa, papa..
Que mas podia salir de sus labios? Aquello era sorprendente!.
Sin embargo Juan, lo miraba extrañado, ¿que tipo de prueba era aquella? y por que estaba el padre de Sussi, como si el tiempo para este no hubiera transcurrido?. Juan intentaba aclarar mientras analizaba los gestos de la cara de Pedro y sus manos explicativas al moberse. Todo era muy extraño.

Los abrazos y saludos, no faltaron. Pero el misterio, a pesar de todo, estaba presente y camuflado entre aquellas alegrias.

.- Pedro? como es...? (Dijo Juan)
.- Que estoy aqui..¿Verdad?... se os ve en la cara... no voy a esconderme y me conoceis, sabeis como soy...

Aquel habitaculo, de cuatro paredes sin ventanas ni puertas, parecia un bunker aleman de la segunda guerra mundial mezclado con aquel estilo de paredes goticas y romanicas al mismo tiempo; Una vivienda tipo loft a lo apocaliptico, "a lo friki" con sus arcos de medio punto y columnas medievales del siglo XIII, alfombras de un estilo arabe o persa cosidas completamente a mano por algunas tribus antiguas del desierto, Alacena o estanteria a un lado como almacen de recursos de superviviencia (latas de comida, botiquin de primeros auxilios y medicinas para cualquier tipo de incombeniente), al lado una especie de "mini cocina" con sus cazos y aceites para cocinar. En un rincon, una cama individual y al lado una mesa de estudio con estantes de todo tipos de libros antiguos e incluso rollos de papiros los cuales estaban metidos en ornacinas muy similares a las ornacinas de las catacumbas del siglo 2 d.c.
En el centro de aquella sala, una mesa de piedra redonda de 3 metros de diametro, con sus respectivos asientos. El centro de la mesa, estaba recortado, para dejar salir una de las llamas del perimetro que iluminaba toda la estancia. En las paredes, repleta de simbolos arcaicos y cuniformes muy  antiguos y similares a la escritura de los persas. Los jeroglíficos iban acompañado con dibujos policromados; intentaban explicar un acontecimiento muy importante.
Pedro, les indico amablemente que se acomodarán en la mesa de piedra. No sabia por donde comenzar...
Se fijo, que su hija, tenia en su mano, una especie de piedra perlada y para ganar tiempo, se detubo en aquel objeto.
.- Es lo que creo que es?... ( a Pedro le fue genial, para cambiar de conversacion e intentar ganar tiempo. Habia tantas cosas de que hablar...)
.- ¿Esto?...
.- Si... ¿sabes lo que es?
.- No.. (Dijo Sussi interesandose..)
Pedro se levanto, miro al techo abobedado e intento recordar...
.- no puedo creerlo... tantos años... y ahora esta aqui delante de mis narices...
Los demas se miraron intrigados...
.- Crei que todo era una estupida leyenda.. pero esto lo prueba todo!... perdonadme... hay tantas cosas que tenemos que hablar..( miro a Juan, y se quedo mirandole; le izo recordar una verdad incomoda. Pedro sabia lo de Sussi y Juan, pero tambien sabia otras cosas... y Este lo miro por unos momentos preocupandose por el y su destino)...si!... perdonadme... no hay tiempo! Y teneis que saber varias cosas...
Pedro devolvio la piedra a Sussi y se dirijio a una de las paredes repletas de signos raros y dibujos antiguos policromados.
Se quedo mirando al fresco... sus labios se mobian como si estubiera hablando solo, como si estubiera diciendose cosas a el mismo.
Sussi, insistio.- Papa..¿que quieres decirnos?-.
Pedro la miro... y sus boca mencionaba cosas en silencio... Despues de unos segundos comenzo a explicar una historia muy antigua que tenia que ver un poco con todo el misterio que se percibia en aquel ambiente.

"Durante mi existencia tube muchos nombres. Primero me llamaron "la niña de las estrellas" y con el paso del tiempo y al conquistar las tierras de los impios " Isi; la reina blanca". Con mi primer hijo, "la madre de todas las razas" y con la muerte, asesinato y resurrección de mi marido,"la diosa madre". 
En nuestro tiempo, un enemigo se nutria de las desesperanzas e indefensos de los guerfanos hombres. Una entidad, que se hacia mas fuerte en las oscuras oquedades de las montañas rodadas, con el miedo y la hambruna de los ciudadanos sin credo ni rei que los gobernara. En el tiempo de los bastos campos de trigo, viñas y olivares, una sombra conspiraba en las profundidades por mi poder terrenal y asiento. Epoca en que las madres obtenian infantes por deseo certero y no por amargura, en que las familias comenzaban a recordar los cantos de antaño y sus festividades; un reino libre con casas de barro repleta de sueños por cumplir.
Nunca tube el valor de arrebatar la vida a uno de ellos. Ni si quiera a mis enemigos. Pero cuando la bruma espesa cubrió los campos de sangre, hombres y mujeres templaron todo tipo de armas para enfrentarse al caudillo y esclavo de la entidad oscura de los montes rodados. Lo que proboco, que mi ser fuera desterrado no sin antes contemplar los sacrificios horrendos de mi pueblo; aquel dolor se apodero de mi ser y la rabia por no ser "la adecuada" fue consumiendo poco a poco toda esperanza. Desterrada en una cueva, mi personalidad menguo por segundos y mi naturaleza "no humana" me transformo en "algo" que los hombres solian odiar en aquel tiempo.
Cada grito de cada mujer y niño surgia en aquellos brillantes reflejos en aguas transparentes, en arrollos ocultos en aquella mazmorra de paredes de rocas; cada vez que me miraba en las aguas, mi rostro blanco y perlado cambiaba de seda a escamas. Mis ojos azules, se tornaban apagados y blanquecinos, mi piel fina como la arena de los desiertos, rugosa y escamada, mi cabello dorado y rizado caia sin la luz del sol, negada por mis carceleros, transformandose en un cuero duro, escamoso y perlado. La negacion de la tentación de escapar, izo que mi esencia, o como vosotros llamais "magia" surgieran dos protuberancias en la espalda en forma de alas sin plumas. Mis dientes, apretados por la rabia de tal cruel transformacion por culpa de mi misma, se tornaron puntiagudos y afilados, como las uñas de mis pies y manos.
Una voz mencionaba y profetizaba, con palabras difusas en el tiempo, la llegada de un joven que lo cambiaria todo... 
Con el tiempo la ilusion se torno un sueño que nunca llegaria. Desde la unica oquedad, una quebrada obertura que me permitia apreciar el firmamento por la noche, observaba a la esperanza para que me brindase la posibilidad de ser liberada.
Fue, un dia, cuando alguien se acerco a las aguas del arroyo al otro lado de las rocas. Alguien, que hablaba de amor y de que se habia equivocado de camino y cuyo castigo le hicieron soportar el peso de no poder morir nunca jamas. Desde mi corazon, se encendio lo que parecia ser y estar conjelado. Desde mi rabia, le sugeri la mentira, haciendole saber que las aguas hablaban y sabian de su destino, al igual como tantos hombres  mujeres que se atrevian a consultar al "oraculo de las aguas del tiempo"; entonces vi por primera vez la nobleza y bondad en un hombre. Aquel joven estaba aflijido por mi mentirosa respuesta a su pregunta. Volvi a mirarme a mis aguas transparentes y al monstruo en que me habia convertido.
Aquello no me  ayudo en absoluto y la rabia crecio y crecio durante los siguientes meses, tal fue la reaccion y fuerza que pude romper los grilletes de oro y derrocar a las piedras que me habian oprimido desde entonces...
¿Quien iba a decir, que el volveria? Ante su valor y armas, preste mi presencia y deje que apreciará mi monstruosidad perlada. Cuando contemple su corazon, pude percibir su pena y perdida, tan parecida a la mia. Ojos claros y serenos, aquel perdido no buscaba fortunas ni caprichos, sino la libertad de ser lo que es. De mis ojos y desde mucho tiempo, surgio una lagrima que el cogio con su mano. 
No hubo palabras, aunque se hablo de varias cosas...
Volvi a mi mazmorra, y a mi destino. Pude percibir como el me miraba extrañado, como si supiese ver mas alla del alma y como si sintiese mi dolor al igual que el suyo.
Se que nunca se sabra de mi existencia y que nadie leera mis palabras. Una parte de mi aun siente la injusticia de los que me condenaron, la otra se siente eterna y viva al lado de un semejante a mi."
.- Nunca habia pensado, que los jeroglíficos pudieran estar escritos de esta forma.. (Dijo Sussi, sorprendida)
.- ¿Comprendes por que estoy aqui? Todos estos legajos, demuestran la existencia en cada epoca de un personaje que realizaba ciertos prodigios.
.- Un hombre inmortal? (dijo Juan, sonriendo incredulo)
.- ¿Por que no? a caso este lugar te parece normal Juan? (Dijo Pedro)
.- Papa, pero.. no lo entiendo... ¿que haces aqui?
.- Comprendo... ( a Pedro le costaba hablar)...ella vino y me propuso..
.- El que?!... venga ya!
.- Me propuso que buscase el ojo azul... (dijo Pedro)
.- No puedo creerlo... ¿sabes donde he estado durante todo este tiempo? Sabes por lo que he pasado? (Dijo Sussi)
.- Un momento.. eso no explica por que esta aqui, y con este aspecto (Dijo Jordi incredulo)

Juan, no le creia. Es mas, algo raro habia en todo esto.
Desde que habian entrado en aquel claustro, las cosas no habian ido muy bien; el sueño en la tienda de campaña, aquella entidad cuando el estaba sentado en el banco de piedra junto a los rosales en el jardin de la entrada al recinto, la espeluznante presencia de todos aquellos niños que parecian venir de un campo de concentracion nazi... ¿que estaba pasando realmente?
Mientras que ellos discutian, Juan miraba por toda aquella sala, en busca de algo... Todo aquello parecia tan extraño... Pero mientras que Sussi, discutia con su padre, Juan pudo visualizar una especie de palanca de piedra.
Se acerco sigilosamente, y tal como se apartaba de la conversacion, pudo ver como una piedra circular se mobia lentamente. Como si fuese una llave de algun juguete para darle cuerda. Con su linterna, miro por el recoveco de aquella pared; un sinfin de engranajes! como si fuera las bisceras de un automata. Cuerdas, ruedas de madera y pesos de metal, al igual que un reloj muy antiguo. Juan desde su posicion, pudo presenciar, como el suelo circundante a los tres (Pedro, Sussi y Jordi) se movia lentamente en direccion a las manillas del reloj. Miro al techo abobedado, y que ahora estaba cubierto de oquedades.
Juan fruncio el ceño, tenia toda la pinta de ser una trampa!
En aquel instante, el fuego bajo levemente su intensidad. Los tres, no se estaban percatando del extremo posible peligro que les cernía. Entonces, Juan entro en escena .- !Sussi!-.
Los proyectiles, como lanzas de acero, salieron de las oquedades de la bobeda con tal impacto, que Jordi, no tubo la misma suerte que Sussi y Juan.
El grito de Sussi, resono en toda la sala, al ver aquella escena dantesca: Jordi temblaba desangrandose por tres impactos de azconas y lo mas sorprendente, el padre de Sussi, cuya sangre blanca como la leche salia a borbotones  y dejando ver su cuerpo mutilado y lleno de cables y engranajes cuya tecnologia era irreconocible.
Sussi y Juan, estaban sorprendidos ante toda aquella escena. Su padre Pedro, era un automata o androide.
Las llamas del perimetro, se iban apagando. De la mesa de piedra, cuando el fuego del medio se habia extinguido, y como si toda aquella sala fuera un mecanismo de relojeria, una especie de pilar se elebaba hasta la altura de la mesa. En el; la 4º llave.

Sussi y Juan salieron de la sala, y tras recorrer el pasillo de piedras con la ayuda de la linterna de Juan, empujaron el supuesto specchi que franqueaba la salida de la 4º sala. Los ruidos del minora al caerse resonaron por el pasillo de salida. 
Al levantar el cuadro, que se encontraba boca a abajo, pudieron presenciar la pintura intacta de lo que parecia ser un emperador romano.
Sussi, estaba aflijida. Y Juan, queria saber, que hubiera pasado si hubiesen visto el cuadro antes.... Pero aun asi, Sussi le ayudo a Juan.
.- Neron... como no? (dijo Sussi, con una sonrisa amarga)...teniamos que haber entrado por aqui Juan....

En aquel instante... aquellos ruidos de siempre comenzaron a oirse por todo el complejo. 
!No estaban solos!

                                   *           *         *